scorecardresearch

Los cinco primeros bomberos de Diputación inician su formación

Rubén Abad
-

Los parques de Palencia, Aguilar y Saldaña se postulan como bases para los efectivos. Desde allí se prestará cobertura a la totalidad de la geografía provincial con el apoyo de los voluntarios

Los cinco primeros bomberos de Diputación inician su formación

La Diputación ha dado un paso al frente en la futura profesionalización de los parques de bomberos comarcales repartidos por la geografía provincial, a los que en las próximas semanas se incorporarán los cinco primeros funcionarios. Será, previsiblemente, a finales de junio o principios del mes de julio, una vez que estos hayan completado su formación en la Escuela de Bomberos de Salamanca.

Fueron seis las plazas convocadas por la institución provincial, a las que se presentaron un total de 322 candidatos, de los que 307 fueron admitidos (cuatro de ellos tras presentar alegaciones) y los 19 restantes, denegados. Solo nueve de esos 307 aprobaron el primer ejercicio y cinco los finalmente propuestos, que han iniciado su formación teórica en el centro charro. Esta primera parte es exclusivamente online, por lo que la están completando desde sus propios domicilios. Una vez superada esta, arrancará la fase práctica en junio.

Al tratarse de un servicio profesional que comienza desde cero, aún está por decidir cuál será su destino, si bien según la convocatoria los parques inicialmente previstos para el desempeño de sus funciones serían los de Palencia, Aguilar de Campoo y Saldaña. También se desconoce, al menos de momento, cuántos irán a cada parque, aunque los futuros bomberos ya han expuesto sus preferencias.

Si finalmente estos son los lugares elegidos como base, desde allí deberán dar cobertura a toda la provincia, con el apoyo del resto de parques de la institución provincial: Ampudia, Baltanás, Cervera de Pisuerga, Frómista, Guardo, Herrera de Pisuerga, Paredes de Nava, Venta de Baños y Villada. Un servicio que también estaría condicionado por el convenio de colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento capitalino.

Las funciones que desempeñarán estos cinco bomberos incluyen la asistencia a los siniestros en los que sean requeridos, asumiendo el mando y coordinando al operativo; asistencia técnica en la implantación, revisión y entrenamiento de procedimientos y protocolos de trabajo; verificación, control e inspección de vehículos, vestuario y material de los parques, así como instalaciones complementarias, hidrantes, equipos de recarga, materia auxiliar y todo lo relacionado con el funcionamiento adecuado del servicio.

Asimismo, se incluye la limpieza, mantenimiento, comprobación de los equipos propios del servicio en los parques; verificación e implantación de medios tecnológicos para el adecuado funcionamiento del servicio; colaboración en los siniestros que exijan actuaciones con otras administraciones; y actuaciones de carácter preventivo en diversas instalaciones, toma de datos para la elaboración de informes y aquellas actuaciones que sean requeridas por el servicio. 

MATERIAL PARA PARQUES

Entre tanto, la institución provincial, mediante los convenios de colaboración que mantiene en materia de extinción de incendios con los ayuntamientos donde se sitúan los once parques, ha renovado el vestuario y ha dotado de nuevo material de intervención a los mismos, con el fin de conseguir la mayor operatividad posible en el servicio. Esta incluye 84 trajes técnicos de intervención para incendios, por valor de 45.735 euros. 

En los últimos años se han renovado, por tanto, todos los todos los equipos de protección individual, suministrando a los respectivos ayuntamientos los dos modelos de traje más modernos del mercado. Con ello, se garantiza el cumplimiento en la protección aplicable por la normativa del sector de emergencias, incorporando la institución provincial «cualquier novedad y mejora que garantice la adecuada prestación del servicio en condiciones de máxima seguridad».

Además, se han adquirido cojines de elevación, herramientas, lanzas forestales, equipamiento de seguridad en altura, aperos para las abejas e iluminación. Todo ello, material y sustitución de trajes, por un valor total de unos 94.824 euros.