Salud financiera: cómo gestionar mi economía

Javier D. Bazaga / SPC
-

Gestionar mejor nuestros recursos económicos, tener un colchón para imprevistos o saber cuál es mi endeudamiento gracias a la tecnología y otras herramientas que se nos ofrecen

Mantenerse en forma financieramente, al igual que lo podemos hacer física o mentalmente, es otro de los hábitos que nos deberíamos imponer, precisamente por eso, por salud. La pandemia de la Covid-19 ha dado un vuelco a todas nuestras rutinas, a nuestras ideas, y también a nuestras perspectivas. Nos ha hecho mirar al futuro con otros ojos, de una manera más racional y con más previsión ante la incertidumbre que ha traído el virus. Y una buena salud financiera nos permite afrontar el día a día con mayor tranquilidad, pero también asumir los imprevistos de manera más solvente.

Promecal, con la colaboración de BBVA, organizó un foro de debate virtual que, bajo el título ‘Salud Financiera, qué es y cómo se gestiona’, trató de arrojar luz sobre conceptos como el del ahorro, el equilibrio entre ingresos y gastos, o deuda, para poder ofrecer las claves de esa salud financiera. Para ello contó con un panel de expertos que, desde distintos ámbitos, ofrecieron su visión de qué es esa salud financiera. Fue precisamente el profesor de Sociología de la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Valladolid, Cayo Sastre, el que lazó esa imagen de la salud financiera como un buen estado de forma económica, para el que también se necesitan cuidar determinados aspectos como la alimentación, un ejercicio adaptado a nuestras capacidades… «Es estar en buena forma ante los problemas que puedan venir» dijo, pero en todos los aspectos, es «adaptarse a la vida moderna».

Algo en lo que coincidió Óscar López de Foronda, profesor titular del Departamento de Economía y Administración de Empresas de la Universidad de Burgos, a lo que añadió un buen asesoramiento para saber qué necesitamos para estar en forma. «Un médico nos mira las constantes vitales, los órganos, y aquí miramos el trabajo, los gastos de la vivienda que son muy duraderos» afirmó, consciente que en el caso del trabajo ya no es tan estable como lo podría ser hace un tiempo.

Ser conscientes de los gastos, ingresos y saber gestionar la deuda son claves para poder mantener una buena salud financiera.Ser conscientes de los gastos, ingresos y saber gestionar la deuda son claves para poder mantener una buena salud financiera.

Para ello, Juan José Divassón, director de Estrategia y Producto de Salud Financiera de BBVA en España, consideró la necesidad de conocer todos los movimientos, de ingresos, gastos y deuda, para «controlar tu día a día». «Cuanto más sabes, mejor decides», resumió Divassón. Para ello, apoyándose en la tecnología y en la gestión de los datos, han hecho mejoras en su aplicación que van más allá del corto plazo. Ahora, además de poder llevar un control de los gastos, en qué materias, y prever próximos recibos, han incorporado «consejos personalizados» para determinadas acciones. También la visualización de suscripciones y suministros, que con la pandemia se ha visto que están empezando a comprometer la salud financiera de muchas personas, ya sea en la suscripción al gimnasio al que ya casi no vamos o a una plataforma audiovisual.

 

Educación Financiera

En este sentido, un aspecto que se ‘tocó’ en este foro fue el de la necesidad o no de que nuestros jóvenes pudieran tener cierta formación económica, desde edades tempranas, para mejorar esa asignatura pendiente que hoy tenemos muchos que es la educación financiera. Para Sastre no hay ninguna duda de que sería conveniente tener esta materia en los currículos académicos, al igual que lo están hoy áreas como la seguridad vial o salud. El porcentaje que deba ocupar cada una de ellas ya es otra cosa. López de Foronda dio un paso más para poner sobre la mesa una «ética financiera», con la que los ciudadanos podamos ser conscientes de que no podemos gastar más de lo que tenemos.

Instante del encuentro virtual sobre Salud Financiera.Instante del encuentro virtual sobre Salud Financiera.

El responsable de la entidad BBVA mencionó el «patrimonio neto», con la posibilidad de visualizarlo agregando todas las cuentas que se tengan o las que se quieran para tener una panorámica general de esos recursos, desde las cuentas a la hipoteca. Además de dar la posibilidad de tener controlada la deuda para conocer el «margen» que tenemos y tener una «deuda saludable». Una forma de mejorar la salud financiera «sin tener que estar estudiando».

Para ello se llamó a apoyarse en todos los recursos y todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance, también gracias a la tecnología que permite el análisis de datos, para mantener esa salud financiera, y de cualquier otro tipo en un momento en el que la sociedad está constantemente en movimiento, en incertidumbre o en riesgo. De cambio constante. «Necesitamos que los expertos nos ayuden a afrontar todos estos cambios», apuntaron Cayo Sastre y Óscar López de Foronda. Si bien Juan José Divassón aseguró que, al igual que «no necesitamos saber de electricidad para encender la luz», tampoco necesitamos saber de economía para hacer una gestión saludable de nuestras finanzas, ni todas las posibilidades que ofrece la entidad son válidas para todos los usuarios, dijo. Lo importante es «que sea fácil» para que «puedas vivir tu vida» concluyó.