Fomento trasladará a Santillana el control de los túneles

O. H.
-
Fomento trasladará a Santillana el control de los túneles

Mejoran las condiciones laborales de las cinco personas que vigilan las 24 horas los dos tubos de Nogales. El Ministerio licita la conservación de 366 km por 6,4 millones de euros al año

El Ministerio de Fomento optará por la telegestión para los dos túneles de Nogales de Pisuerga en la A-67. Dos tubos de unos 300 metros, los únicos existentes en la provincia en la red principal de carreteras (solo hay uno más en la P-210, junto al embalse de Camporredondo), que desde su apertura en noviembre de 2008 han gestionado y vigilado in situ, en un edificio técnico en el margen derecho de la calzada en sentido Cantabria, antes de llegar a los túneles. Una construcción del tamaño de una caseta de obra, en la que las cinco personas que se encargan de dar servicio las 24 horas, deben hacer sus turnos de ocho.
Sin embargo, el Ministerio de Fomento ha decidido cambiar esa situación y mover la gestión de todos los sistemas de seguridad de los túneles a la base de mantenimiento y explotación de Santiallana de Campos, aprovechando el nuevo contrato de mantenimiento, conservación y vialidad invernal que ya ha salido a concurso para los 336 kilómetros de la red estatal al norte de la capital.Esto es, para la autovía A-67 y las carreteras nacionales N-120, N-611 y N-611a, N-627 y N-627a y P-12 así como los diversos enlaces.

Según explicaron fuentes del sector, el edificio de Nogales cumple, muy por los pelos, con unas condiciones dignas para el desarrollo del trabajo de los empleados. No es el único centro de control de túneles que existe en la A-67. El otro se encuentra en Arenas de Iguña, junto al túnel de Pedrero, para  todos los túneles de la vertiente cántabra, «pero es un centro en condiciones».

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es