scorecardresearch

Frente común para el corredor ferroviario Palencia-Medina

DP
-

El proyecto beneficiaría a una población superior a 400.000 personas, con posibilidad de mover entre dos y tres millones de pasajeros al año. El alcalde de Valladolid recibe a los municipios implicados

Alfonso Polanco, teniente de alcalde, representó a la capital en la jornada que se celebró ayer en Valladolid sobre este proyecto. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El director general de Transportes de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital, Ignacio Santos, exigió al Gobierno los 23 millones de euros que costaría la infraestructura del corredor ferroviario entre Medina del Campo, Valladolid y Palencia con el proyecto Cercanías 25, que está recogido en la Estrategia de Movilidad, Segura, Sostenible y Conectada 2030 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. 

«Dentro de ese proyecto, tenemos que trabajar todos para conseguir la parte de servicio público y luego, contar con el apoyo de Renfe y Adif que deben pilotar este proyecto», sentenció. 

«Reclamamos una serie de servicios que faciliten la movilidad entre los residentes en las localidades por las que discurre la vía del tren en la actualidad», indicó el primer Teniente de Alcalde, Alfonso Polanco, que se desplazó al Consistorio vallisoletano para participar en una jornada que sirvió para retomar el proyecto que arrancó en el año 2015 y que se considera clave para la vertebración económica y social de más de 400.000 habitantes de la zona centro de la región, «a los que hay que hay que dar soluciones que les permitan mejorar las posibilidades de conexión para su día a día, con trenes adecuados a la demanda y precios asequibles, que, además, redundará en la reducción del uso del vehículo privado», apuntó Polanco.

Esta iniciativa, «que además supone un apoyo expreso a la vida en el mundo rural y contempla la recuperación de infraestructuras ahora en desuso», manifestó el edil, cuenta con el apoyo de los ayuntamientos de Palencia, Valladolid, Medina del Campo, Matapozuelos, Viana de Cega, Valdestillas, Dueñas, Cabezón de Pisuerga, Venta de Baños, Pozaldez y Santovenia de Pisuerga, las diputaciones provinciales de Palencia y Valladolid y la Junta de Castilla y León.

«Lo que estamos solicitando de manera unánime, no es nada descabellado, puesto que cumple con los criterios de eficacia y sostenibilidad que se establecen en las directrices tanto de de la Unión Europea como del Gobierno de España en materia de transporte de viajeros, y si puede acometerse es precisamente ahora, en el que se está abriendo un horizonte nuevo fruto de la liberalización del mercado ferroviario», sentenció Polanco.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente confesó sentirse «optimista» con el proyecto, siempre y cuando cuente con el empuje de todas las administraciones implicadas. «Estoy pendiente de una reunión con la secretaria de Infraestructuras pero creo que se puede conseguir», afirmó. Reiteró que la «clave» está en el Ministerio por lo que apostó por «echar el resto» por que es un proyecto «muy muy importante» desde el punto de vista estratégico para toda la zona que discurre entre Medina del Campo y Palencia. «Quizás, ahora, no seamos conscientes de lo importante que es», declaró.

Estas intervenciones tuvieron lugar al finalizar la tercera jornada del Corredor de Cercanías entre Medina del Campo y Palencia, con la asistencia de representantes de ayuntamientos, diputaciones y Junta para insistir en la importancia de un proyecto para el desarrollo económico y social de los municipios afectados. Todos los intervinientes destacaron que la puesta en marcha del corredor ferroviario posibilitaría mover entre dos y tres millones de pasajeros al año.  

El último informe realizado por la anterior Consejería de Fomento y Medio Ambiente cifró en 23 millones las infraestructuras necesarias para la creación del Corredor de Cercanías. Ignacio Santos aseguró que lleva «mucho tiempo» sobre este proyecto, con numerosas reuniones en Madrid y Valladolid con representantes de Renfe, el Ministerio, Comisiones Obreras y ayuntamientos implicados.  

El director general de Transportes destacó que la Junta presentó el proyecto a los fondos europeos Next Generation, dentro del paquete de 60 millones de euros reservados a Fomento y Medio Ambiente. Para ello, se realizó un estudio técnico respecto a las infraestructuras por un importe de 23 millones que se iba a sufragar con fondos europeos pero fue declarado «no elegible» al ser considerado de riesgo en cuanto al cumplimiento de los plazos.