«Estamos encantados de iniciar esta gira en Palencia»

A. Benito
-

Viva Suecia vuelve hoy a los escenarios y lo hace inaugurando el festival Micro Palencia Sonora. La banda asegura que lo más especial de esta serie de conciertos es que probablemente no se vuelva a repetir

Entrevista a Viva Suecia

La crisis sanitaria alcanzó a Viva Suecia en medio de la presentación de El Milagro, su inmenso tercer disco, el que les ha colocado en el olimpo de la escena del rock independiente nacional, una gira ambiciosa para la que tenían preparado un apabullante show de sonido y luces.


Todo eso continuará, pero la situación actual ha llevado a la banda a idear un nuevo espectáculo, más íntimo, pero con los cinco miembros sobre el escenario. Una serie de recitales adaptados a las medidas decretadas por las autoridades sanitarias que lleva por título Necesitarnos Tanto y que arrancará hoy en la capital. El concierto, que tendrá lugar en la plaza de toros, inaugurará el Micro Palencia Sonora.


La plaza de toros de Palencia acoge esta noche el primer concierto de Viva Suecia post-confinamiento. ¿Cómo enfrenta la banda este evento?
Estamos todos como niños pequeños el día antes de una excursión del cole. Hemos montado un show que nos apetece muchísimo, algo especial. Llevamos contando los días desde que nos dijeron que íbamos a empezar la gira. Estamos medio nerviosos, medio contentos. 


¿Tienen curiosidad por ver cómo responde la gente ante esta nueva forma de ir a un concierto?
Hemos tratado de hacer un show adaptado a las circunstancias. En estas condiciones, la gira El Milagro no podía continuar tal cual la veníamos haciendo, porque no entendemos un concierto en eléctrico con toda la energía si la gente está separada, pero tampoco queríamos un acústico, no nos apetecía. 
Por eso elegimos un repertorio, le dimos una vuelta y el resultado es algo muy especial, creemos que la mejor manera de encajar las canciones de Viva Suecia teniendo en cuenta las condiciones. 


Por lo tanto, ¿qué es lo que va a poder ver el público palentino?
Algunas canciones tienen una cara más parecida y otras son radicalmente diferentes. Lo realmente especial de esta gira es que posiblemente no se repita nunca más.


¿Cómo enfrentó la banda la paralización de la gira de presentación de su último disco, El Milagro, y qué ha supuesto el confinamiento para sus integrantes?
La verdad es que durante este tiempo no hemos creado nada nuevo, porque no hemos sentido la necesidad y porque llegó un momento que parecía obligatorio componer. 
Para nosotros ha sido más importante a nivel interno. Hemos tenido mucho tiempo para recapacitar sobre nuestra carrera, sobre nuestras vidas, sobre nuestra manera de hacer las cosas... Hemos tenido tiempo de parar todo de golpe, algo que de otra manera no hubiera sido posible.
La parte positiva de todo esto es que hemos pasado más tiempo con nuestras familias y con nuestras parejas, que era algo que veníamos necesitando todos, y hemos podido evaluar un poco dónde está la banda y pensar en qué queremos para nosotros mismos y para el proyecto. 


El título de esta gira es muy significativo: Necesitarnos tanto
Sí, tenemos una canción en El Milagro que se llama así y que dice «se nos da fatal necesitarnos tanto». Es precovid, pero ahora mismo cobra un sentido nuevo. Lo que más hemos echado de menos durante este tiempo ha sido a los demás y, por eso, nos pareció bastante acertado llamar así a la gira. 


Viva Suecia ya ha estado en Palencia. ¿Qué esperáis de su público?
Hemos estado dos veces en el Palencia Sonora y siempre genial. Nos encanta el sitio donde se hace y el ambiente del festival. El primer concierto de esta gira iba a ser en Murcia, pero cuando nos dijeron que finalmente sería en Palencia nos pareció muy bien. Seguro que será especial.


El Sonora es un festival de mediano formato que cuida mucho, tanto a los grupos como al público. Este año el evento ha intentado adaptarse a esta nueva situación. ¿Cómo valoran músicos como ustedes ese esfuerzo?
No queremos dar palos porque sí, pero sucede una cosa, y es que en este sector estamos un poco dejados de la mano de Dios, en muchos sentidos. Sin embargo, es curioso ver cómo nos dan un palo y aún con toda la situación totalmente en contra los músicos vamos a ensayar y salimos a tocar; los promotores organizan una gira; y los técnicos vienen a currar con nosotros. 
Sin ningún tipo  de ayuda, nos levantamos y seguimos dando guerra. Por tanto, esa brizna de prosperidad futura en este mundo se sustenta en los propios trabajadores de la música. El Palencia Sonora es un buen ejemplo de gente que podría haber no hecho nada, pero que de repente decide que la música sigue.


Seguro que ese primer concierto de esta nueva etapa va fenomenal, pero pueden aprovechar la ocasión para enviar un mensaje al público
Simplemente insistir en que, probablemente, este show no se vuelva a repetir en nuestra carrera. Va a ser algo realmente especial.