Estancia nipona con premio

DP
-

Fernando Ibarlucea es uno de tres integrantes del equipo galardonado en un workshopque proponía unificar los entornos del estadio olímpico del arquitecto Kengo Kuma en Tokio

Estancia nipona con premio

Fernando Ibarlucea, vallisoletano de nacimiento y con raíces en la localidad de Villoldo por parte de su padre, hoy -por la crisis sanitaria- alumno online de quinto de Arquitectura en la escuela superior parisina La Villette, estudió el curso anterior en la Universidad de Tokio, que en colaboración con el centro de la capital francesa Val de Seine organizó un workshop en el que se abordó  la posibilidad de intervenciones de paisaje a pequeña escala en el área alrededor del estadio nacional, obra del arquitecto Kengo Kuma construida para las ahora aplazadas Olimpiadas de 2020, y resolver algunos problemas que presenta el complejo Meiji Jingu Gaien donde se ubica.
«En el calendario escolar japonés hay dos meses de vacaciones  entre cuatrimestre y cuatrimestre, en febrero-marzo», explica Fernando Ibarlucea, marco en el que, al hilo de la celebración de los Juegos Olímpicos, se organizó el intensivo workshop en el que participó con éxito, y es que fue premiado el proyecto presentado junto a una estudiante finlandesa y otro japonés para unificar espacios en el complejo Meiji Jingu Gaien, con equipamientos como el estadio olímpico y el de béisbol -«el deporte más practicado en Japón»-, que «entre ellos no guardan relación».
El jurado, del que formaba parte Kengo Kuma, valoró -a juicio del estudiante- «la idea que fuimos siguiendo desde el principio, un proyecto lineal  por todos los equipamientos. El  río que había sido soterrado volvía a la superficie en un trayecto que no era el original para envolver todos estos equipamientos como una composición».
Fernando Ibarlucea tuvo de profesor a Kengo Kuma en la Universidad de Tokio el primer semestre del curso pasado, antes de que se retirara. Luego, en el workshop, volvió a coincidir con él y les enseñó el estadio olímpico. «Es bastante sobrio comparado a otros, pero se debe a la polémica que hubo con la propuesta de Zaha Hadid (que resultó la ganadora, pero por el elevado coste de las obras el parlamento nipón lo decidió anular y otorgarlo a Kengo Kuma, cuyo proyecto era más económico)», explica. «Su principal característica -señala- es que está revestido de madera procedente de las 47 prefecturas que componen Japón. La madera tiene un carácter simbólico y hace referencia al material tradicional con el que se construía en Japón hasta mediados del siglo XX».
En general en la obra de Kuma «se encuentran este tipo de guiños a la tradición y el pasado, que como él suele explicar, es lo primero que explora antes de lanzarse en un proyecto. Además lo he podido comprobar yo mismo ya que a raíz del workshop, pedí entrar de becario en su firma y estuve dos meses trabajando en su estudio de Tokio (el más grande de Japón, con casi 250 empleados). Aún hoy pienso en la suerte que tuve, ya que allí Kengo Kuma es considerado una eminencia, la gente le para por la calle para pedirle una foto o un autógrafo», manifiesta. 
 En cuanto a referentes arquitectónicos, le cuesta quedarme con uno o dos. «Los últimos dos años me he interesado mucho por la arquitectura contemporánea japonesa, tan aplaudida en estas últimas dos décadas, así que tal vez me quedaría con Fumihiko Maki como referente en temas de urbanismo, y en especial con el proyecto de Hillside Terrace, y en arquitectura con el Atelier Bow-wow, cuya casa-taller he tenido la oportunidad de visitar», asevera.  
Fernando Ibarlucea valora su estancia Erasmus en Tokio, y,  aunque «acostumbrado a estar fuera de casa», incide en el aspecto cultural al referirse a su experiencia, que califica de «muy diferente». «Me encontré muy a gusto, es una cultura que te integra», añade, al tiempo que subraya que «repetiría».  «Las casas son muy bajas, de dos- tres plantas máximo. También es muy silenciosa, no tienes la impresión de estar en una gran ciudad, salvo en el metro por ejemplo. No tiene nada que ver con una gran ciudad de España», expone en declaraciones a Diario Palentino.