scorecardresearch

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos

J. Benito Iglesias
-

La Fundación Global Nature cumple su 30 aniversario en la provincia con una decena de proyectos de conservación en los humedades de Fuentes de Nava, Boada y Pedraza como anillamientos de aves, censos, rutas y educación ambiental

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DP

Los 30 años de presencia continuada de la Fundación Global Nature (FGN) en la provincia han dejado su sello conservacionista especialmente en los humedales que, a principios de los años 60, se desecaron y dejaron de tener vida. El complejo lagunar conocido como Mar de Campos ocupaba una extensión de 3.000 hectáreas, que llegaba a superar las 5.000 en inviernos muy lluviosos y, a su vez, incluía unos pequeños humedales colindantes que formaban parte de este gran complejo lagunar. A día de hoy se han logrado recuperar 580 hectáreas, cerca de una quinta parte, con un arduo trabajo ambiental que cuenta con apoyo público -especialmente fondos europeos- y, en épocas de mayor bonanza económica, con el mecenazgo privado para llevar a cabo algunos de los proyectos ejecutados. 

En los terrenos de una zona más o menos seca en1992 se inició un proyecto de restauración de 450 hectáreas del humedal de La Nava en Fuentes -cuyo gestor activo es la Consejería de Medio Ambiente de la Junta-, 70 en Pedraza de Campos y 60 en Boada de Campos, donde las actuaciones y gestión hídrica corresponde a los ayuntamientos y la Fundación Global Nature.  La inundación de estos espacios naturales permite recibir a una población invernante de más de 10.000 aves acuáticasprocedentes de toda Europa, principalmente patos y gansos, que se toman un descanso de unos tres meses para recalar luego en el norte de África y la costa de Mauritania.

La FNG tiene su sede social y fiscal en una casa solariega de Fuentes de Nava, donde se asienta un centro de estudios ambientales y un albergue. Por allí han pasado en tres décadas de trabajos de restauración ambiental numerosos investigadores, técnicos, expertos y voluntarios amantes de las lagunas esteparias. «Empezamos a actuar en aquellos humedales de terrenos aledaños que nunca se cultivaron y que quedaron en manos de ayuntamientos, principalmente como zonas de pasto de baja calidad en el humedal de La Nava de Fuentes o las lagunas de Pedraza y de Boada. Desde principios de los 90 se ha trabajado en la recuperación del ciclo hídrico, restaurando la inundación natural por  escorrentía o bien complementando la inundación de los mismos de forma artificial con agua procedente del Canal de Castilla mediante acuerdos con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD)», explica a DP Eduardo de Miguel, director de la Fundación Global Nature.

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de CamposFNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DPcasa-museo de boada. Además, la entidad ambiental recuperó la panera del obispo de Boada de Campos, una antigua casa donde se creó un centro de interpretación y un museo de su laguna. En el proceso llevado a cabo se han recuperado caminos, levantado observatorios, construido rutas interpretativas y realizado actividades de voluntariado, prácticas ambientales y anillamientos científicos de aves que pasan por los humedales palentinos.

La Fundación se caracteriza por tejer alianzas en el territorio en torno a la conservación y restauración de la naturaleza, contando con las peculiaridad y valores específicos de cada hábitat. «Pese a lograr grandes resultados en la restauración de lagunas, marjales costeros, navajos y otros cuerpos de agua, su conservación y recuperación es más urgente y necesaria que nunca», puntualiza. Para ello se combina la elaboración de estrategias y planes con el trabajo en campo y los proyectos aplicados. Más de 20 premios han reconocido la labor de FNG y en la actualidad su actividad se distribuye entre conservación de hábitats y especies, sostenibilidad del sector agroalimentario y sostenibilidad corporativa.

En la provincia, la entidad ambiental mantiene una decena de proyectos activos y el último de ellos, el programa europeo LIFE Paludícola, finalizó hace escasos meses. Esta actuación, en la que fueron socios la Fundación Global Nature y la Junta, consiguió frenar el descenso de las poblaciones de carricerín cejudo, el paseriforme más amenazado de Europa continental. Para ello, se trabajó durante cinco años en la restauración del hábitat de paso migratorio pre y post nupcial.

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de CamposFNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DPLIFE Wetlands4Climate. Actualmente se lleva a cabo el programa LIFE Wetlands4Climate que busca establecer pautas de gestión en humedales mediterráneos que favorezcan su función como sumideros de carbono, manteniendo además su integridad ecológica y funcionalidad, de modo que presten los servicios propios de un ecosistema sano. Con este estudio se pretende demostrar que un complejo lagunar, uno de los hábitats más sensibles y amenazados de la Unión Europea, puede ser gestionado generando múltiples alianzas y creando oportunidades de desarrollo socioeconómico en el medio rural. Las acciones van desde monitoreo y mediciones en lagunas hasta educación ambiental.

También, la gestión de espacios naturales ricos en biodiversidad como los humedales ha conllevado grandes beneficios con la presencia de más especies de aves reproductoras. Es lo que ocurre en las lagunas de Boada y Pedraza, en las que, gracias a los seguimientos, que la FNG realiza periódicamente junto a al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta, se ha detectado una pareja de aguja colinegra entre los meses de abril y junio, que dejó de ser vista hace 30 años.

Mientras tanto, con la Diputación se trabaja en el desarrollo económico de las comarcas de La Nava y Campos a través del turismo de naturaleza y, además de recuperar los ecosistemas, se dota a los mismos de las infraestructuras necesarias para poder interpretar y disfrutar del patrimonio existente en estos enclaves con acuerdos de custodia de los terrenos que conforman las cubetas lagunares restauradas; trabajos de manejo del agua de los humedales o de gestión hidrológica; seguimiento de procesos biológicos y mejora de la divulgación y gestión de uso público.

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de CamposFNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DPOtros proyectos de FGN permiten llevar a cabo voluntariados ambientales en colaboración con la Fundación Caja Burgos o las convocatorias de CaixaBank Acción Social y se complementan con actividades de anillamientos de aves, rutas, censos, educación ambiental. Estas actuaciones que se llevan a cabo de forma constante en la zona se unen a los proyectos de restauración de las tres lagunas de Fuentes, Boada y Pedraza y su biodiversidad. Además, las actividades se extienden a otras localidades cercanas a los humedales.

Proyecto de futuro Aliados con la economía verde

David Miguélez, técnico responsable de las actuaciones de la FNG en la provincia, recuerda que recientemente  se organizó en Boada la iniciativa Aliados con la economía verde para impulsar proyectos que puedan generar riqueza y empleo en Tierra de Campos. «Estamos inmersos en una red de ecoturismo y de impulso de proyectos científicos en la queremos poner en valor los humedales como un lugar de atracción de turistas y también de investigadores», señala.

El evento en la casa-museo congregó a más de 50 personas que trabajan y viven en el territorio: agricultores, ganaderos, apicultores, empresas de ecoturismo, grupos de acción local, alcaldes, Diputación y el servicio territorial de Medio Ambiente de la Junta en Palencia estuvieron presentes con sus aportaciones. El encuentro sirvió para repasar los resultados de los trabajos realizados sobre gestión, conservación, cambio climático, economía verde, ecoturismo y educación ambiental y para el lanzamiento de las nuevas iniciativas previstas en zonas agrarias, humedales y estepas.

«Trabajamos para potenciar la comarca a través de sus joyas de biodiversidad»

El director de la FNG, Eduardo de Miguel, señala que hay productos agrícolas muy rentables asociados a las lagunas

El trabajo bien hecho tiene reconocimiento y 30 años dan para mucho. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) entregó el 6 de junio el premio Félix Rodríguez de la Fuente de Conservación de la Naturaleza a la Fundación Global Nature (FGN). El galardón valoró sus modelos de trabajo sostenibles y de desarrollo económico y social. 

Su director, Eduardo de Miguel, afirma que la labor conservacionista es clave para reactivar económicamente zonas con una densidad de población baja. «En definitiva, somos un eslabón más y desde Fundación nuestra principal tarea se centra en potenciar la comarca trabajando en sus joyas de biodiversidad como los humedales, pero también las zonas esteparias que rodean a los mismos» indica. 

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de CamposFNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DPOtro de los objetivos prioritarios en la zonas donde actúa FNG es replicar experiencias existentes en otras poblaciones rurales que se pueden convertir también, junto al turismo de naturaleza, en un motor económico. «Apostamos por la comercialización diferenciada de productos agrícolas asociados a áreas de alto valor natural por la protección que ejercen estos cultivos sobre las aves esterarias, como las legumbres ecológicas. La conservación de estos espacios consigue, a su vez, una mayor rentabilidad para los agricultores al asegurar la sostenibilidad a largo plazo de cultivos diferenciados», asevera Eduardo de Miguel.

David Miguélez, técnico responsable de las actuaciones de la FNG en la provincia, añade que hay factores que deben aprovecharse, como el crecimiento de las visitas a los enclaves de naturaleza. «Con la pandemia se produjeron oleadas de visitantes a las lagunas una vez que se pudo viajar y las medidas restrictivas fueron menores, proliferando las salidas al campo y la observación de aves», apunta.

Sobre el trabajo que se lleva a cabo en los humedales palentinos, concreta que es constante para mejorar los hábitats de aves existentes. «Se estudian las mejores medidas de conservación como son el pastoreo, las siegas, la retirada de tierra vegetal con los decapados y la gestión hídrica. Además de mantener la biodiversidad en la zona, se trata de buscar la mejor fórmula para conseguir una mayor fijación de CO2 en el ecosistema natural y ayudar a mitigar el cambio climático», manifiesta. Además de las actuaciones en humedales, Global Nature realiza en la provincia voluntariado para el fomento de la biodiversidad y el control biológico de plagas. «Para ello se colocan refugios destinados a murciélagos y nidos para rapaces, propiciando así un mejor control de rapaces y roedores», concluye.

Más fotos:

FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos
FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DP
FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos
FNG recupera en 30 años una quinta parte del Mar de Campos - Foto: DP