El PP denuncia el recorte de un 30% de trenes en Palencia

J. Benito Iglesias
-

Los parlamentarios creen que suprimir dos trenes-hoteles y otros tres más deja a la provincia en una situación «muy preocupante» y retrocede la movilidad de visitantes que logró el AVE

El PP denuncia el recorte de un 30% de trenes en Palencia - Foto: Oscar Navarro

Los parlamentarios del PP denunciaron ayer que Renfe suprimirá en torno a un 30% de los servicios ferroviarios que se prestaban en Palencia antes de la pandemia a partir del 22 de junio, situación que calificaron de «muy preocupante». Tal y como señaló el senador Rodrigo Mediavilla, dejarán de circular dos trenes-hotel, en concreto el Coruña-Vigo-Barcelona, que salía de la Palencia a la 1 de la madrugada y «venía muy bien» al llegar a la ciudad condal a primera hora de la mañana, lo que «supone perder 100 empleos directos e indirectos en Renfe», dijo, junto al  Ferrol-Madrid, «un tren muy querido» y el último que salía de la capital de España a las 22,35 horas y «llegaba de madrugada a Palencia sobre la 1,30 que es una hora prudencial».
Además, indicó que se quita la relación diurna Gijón-Barcelona con un Alvia que llegaba a Palencia pasadas las 11 de la mañana; el tren Ponferrada-Madrid, que llegaba a la capital a las 8 de la mañana; y el Coruña-Vigo, con destino Irún-Bilbao. «Pasaba a las 4 de la tarde hacia el País Vasco y era conocido como el tren de las peregrinos. Al tener amianto, se hizo una inversión para cambiarlo por un Talgo que ahora se perderá», recordó. 
Igualmente, dijo que los trenes regionales previos al estado de alarma aún no se han restablecido, mientras la senadora Carmen Fernández criticó que Renfe no aplique el descuento en viajes a jóvenes y mayores con tarjetas que abonan y afeó «el silencio de los parlamentarios del PSOE en la provincia   ante el temor de que Renfe busque solo rentabilidad en plena pandemia». «Costó mucho que llegara el AVE y no permitiremos ni un servicio menos en la provincia», dijo.
El diputado Miguel Ángel Paniagua se lamentó de que ahora que parece que el mundo rural puede tener una oportunidad frente a las grandes capitales con una demanda creciente de residentes, «se restrinjan servicios y se deje de facilitar el acceso a la provincia a gente que quiera pasar largas temporadas en los pueblos».
En su opinión, justo lo que el Ministerio de Fomento y el Gobierno deberían hacer «es un esfuerzo para poder aprovechar el tirón que parece empieza a haber para revitalizar el mundo rural y ojalá se consolide y se mantenga».
Por su parte, el senador y alcalde Torquemada, Jorge Domingo Martínez, puso de manifiesto que ahora que se ha entrado en una progresiva fase de desescalada «no se pueden suprimir servicios ni frenar una movilidad de la que dependen la restauración, los comercios u otro tipo de negocios tato en la capital como en la provincia», y pidió que desde el Gobierno se hagan las cosas con seguridad pero con prudencia y sin recortes».