«Fue bonito ver que seguía ahí al ganar un oro con 41 años»

David del Olmo
-

Kike Martínez entrena a sus pupilos del CD Kick Boxing Palencia bajo las gradas del pabellón municipal. Tres veces campeón mundial, observa con agrado la evolución de su deporte en tierras palentinas desde que él empezó a mediados de los 90

«Fue bonito ver que seguía ahí al ganar un oro con 41 años»

Enrique (Kike) Martínez (Madrid, 05-10-1975) se proclamó a lo largo de su trayectoria deportiva dentro del kick boxing nada menos que tres veces campeón del mundo (2008 en Salamanca, 2009 en Alcorcón y 2010 en Tesalónica, la primera como neoprofesional), logró dos subcampeonatos, tres bronces, un subcampeonato de Europa, tres Campeonatos Ibéricos y 15 medallas de oro en Campeonatos de España. Logró su primer título autonómico en 1994 y, aunque a partir de 2010 fue rebajando su presencia en las grandes competiciones y el nivel de exigencia de su preparación, todavía se adjudicaba hace apenas tres años un último oro nacional ya con 41 años. Enseña en el CDKick Boxing Palencia.
¿Cómo ha sido su vida en estos tres últimos meses?
Como todo el mundo, ha sido  una situación muy rara. En cuestión de deporte, por ejemplo, ha sido muy difícil, y eso que en casa hasta nos poníamos toda la familia juntos a hacer ejercicio, pero costaba, sobre todo al principio. Al menos ya nos han dejado salir a correr, que es un avance. Pero se echa de menos estar con gente. Y más en nuestro deporte, donde será algo complicado volver a arrancar.
Ha creado el canal de Youtube,  Kickboxing en casa, para hacer más llevadero el confinamiento
Al principio no sabíamos cuánto iba a durar, entonces les decía a los chavales vais haciendo un poco de trabajo de sombra, cuando aún se podía salir les decía que fueran a correr... Pero cuando vi que iba para largo, en vez de hacer los vídeos para mandárselos por el grupo de Whattsapp, pensé en crear el canal y así que los pudiera ver todo el mundo. Es la tónica que han seguido, por ejemplo, en la Federación, donde el sector técnico hace los vídeos y tiene clases online, que es algo que me planteaba si esto se prolongaba mucho más.Me gusta mucho la tecnología, pero tampoco es algo que hubiera hecho nunca, hasta ahora simplemente colgábamos vídeos de combates en el canal de Youtube del club. Y lo de las clases online era una alternativa también, por si fuera necesario.
Para un profesor sigue siendo una forma de enseñar
Sí, es lo mismo al final. Y me he dado cuenta de que es interesante para cuando estás en casa. Y cuando das una clase hay veces que se te olvidan cosas, o no tienes suficiente tiempo para explicar detenidamente otras, o se distraen o interrumpen los más jóvenes. Y en ese sentido está bien, porque ahí queda todo dicho.
¿Cómo ha entrenado en casa?
Un poco para mantener la forma. Yo estoy algo lesionado, con una hernia en las cervicales, y por eso no estaba haciendo nada con contactos. Pero sí, haciendo estiramientos, ahora podemos correr... Y lo que más he hecho ha sido pilates, que me venía bien.
Echará en falta el contacto diario en el gimnasio
Sí, mucho, y encima los gimnasios serán los que más complicado lo tengan para empezar de nuevo. Y nuestro deporte también, tendrá que enfocarse en trabajos individuales: en el saco, en sombra o el espejo. Porque incluso con los paos o manoplas [en ambos uno los sujeta para que el otro golpee simulando el combate -como hacer guantes en el boxeo-] no estás respetando la distancia, así que no se podría hacer en un principio. Habrá que retomarlo, pero sin contactos, claro.
¿Se plantean empezar al aire libre?
Sí, habíamos pensado, hablando con el Patronato, que en alguna pista de tenis de al lado del pabellón, hacer algún entrenamiento, pero individualizado y haciendo turnos. Y cuando no se pueda presencialmente, hacer las indicaciones por vídeo o whatssapp. Y habrá que desinfectar el saco, lo que hayas utilizado, será un poco de jaleo al principio, pero es lo que toca.
¿Había estado tanto tiempo, por alguna lesión, sin entrenar?
No, tanto tiempo, no. Aunque haya estado lesionado seguía dando clases, o entrenando lo que se podía. La verdad es que ahora parece que hace mucho tiempo de cuando entrenábamos en los gimnasios, casi parece del pasado.
¿Qué lecciones cree que debemos sacar de esta situación?
Pues que la vida son dos días y que hay que aprovechar al máximo las pequeñas cosas. Quedar con los alumnos o los amigos para entrenar, cosas que no das importancia como estar en la calle hablando con un amigo, que ahora parece que haces algo malo... Y por supuesto, la familia, yo por mi trabajo a turnos no he estado todo el tiempo en casa, aunque suelo estar bastante tiempo con la familia, pero habrá gente que no ha trabajado ahora y habrá estado más tiempo con la suya. Y, buscando lo positivo de la situación, al menos habrán podido disfrutar de los seres queridos.
¿Cuánto tiempo lleva retirado de la alta competición?
En el 2010 disputé el último Mundial y luego el Campeonato de España. 10 años ya en los que he ido bajando la carga de entrenamientos, que ya no requería tanto. Y el cuerpo, que es muy inteligente, ha dicho ahora es mi turno, y todas las lesiones me han venido después de parar. Y los años que van pasando, todo suma [risas].
¿Le llena enseñar kick boxing?
Siempre me ha gustado, lo he compaginado casi desde el principio, empecé cuando llevaba dos años.Mi entrenador era de Valladolid y yo me quedé aquí en Palencia llevando el kick boxing. Ahora ya me he acostumbrado pero al principio lo pasaba mal, al ir con los chavales a las competiciones, sufría más que ellos. Y ese mono de subir al ring.. Pero ya está asumido, es otra etapa.
Es otra exigencia
Sí, es diferente. Antes entrenaba con ellos, pero después llevaba mal el no tener un objetivo, entrenar para una meta. Cuesta más. También es verdad que dejé la alta competición en 2010, pero seguí compitiendo unos años más, cuando iban los chavales a participar en light contact o kick light, que son pruebas sin KO. Yo participaba también, hasta 2017. Es otra exigencia, al no haber contactos, pero al menos seguía ligado a la competición. En el último campeonato, por ejemplo, tenía 41 años y por la normativa todavía podía pelear en sénior con un reconocimiento médico aún siendo ya veterano [a partir de 40]. Competía con chavales de 20, pero el que tuvo, retuvo [risas], quedé campeón de España y estuvo muy chulo decir todavía sigo ahí.

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino