scorecardresearch

Tradición pinchorrera

Jesús Hoyos
-

Eloy Nicolás, enfermero encargado de la vacunación en Campos Góticos, es un enamorado de su tierra, amante de su profesión y aficionado al deporte. Comparte con 'DP' sus diez lugares

Tradición pinchorrera

PASIONES. Le encanta su pueblo, las rutas en bici o perderse por la Montaña Palentina, así como los viajes para conocer mundo, hacer deporte de aventura, salir de fiesta y juntarse con sus amigos.

 

TRAYECTORIA. Enfermero por la Escuela de Palencia, ha ejercido en el Hospital Universitario de Burgos, en la UCI de traslados secundarios de Aranda de Duero, en el Hospital Covid de campaña de Aranda y en el centro de salud de Carrión de los Condes. Recientemente ha formado parte del equipo de vacunación en el pabellón de Campos Góticos.

 

1.San Cebrián de Campos. «Cuando me preguntan de dónde soy, siempre digo que pinchorrero. He vivido en este pueblo desde que nací, sigo haciéndolo y espero que durante mucho tiempo. Invito a todos a conocer este pequeño rincón de la provincia y a quien quiera venir a vivir. De él podríamos destacar su impresionante iglesia. En el tamaño que tiene podemos notar la importancia y riqueza que llegó a poseer el pueblo. Podríamos decir que su torre, junto a las de otras muchas iglesias de Campos, son como los faros que vigilan el inmenso mar de trigales. En sus alrededores, solo si guardas silencio y prestas atención, puedes hallar la belleza de las avutardas. A mí me podréis encontrar siempre disfrutando de este pueblo, su gente, su belleza singular, sus fiestas y sus tradiciones».


2.Sus bodegas. «Son un punto de encuentro que ha pasado de abuelos a nietos. Son parte de nuestra historia, pues antiguamente abundaban las viñas y la tradición del vino, que seguro nada tenía que envidiar a otros. Muchas están en ruinas, algunas se han recuperado recientemente y otras nunca han dejado de utilizarse. Y, aunque no mantienen su función original y han pasado a ser más puntos de reunión que otra cosa, me encanta el olor que desprenden los días en los que están abiertas y puedes encontrar una cuadrilla de amigos cenando, listos para disfrutar alguna de nuestras numerosas celebraciones».


3.Tierra de Campos y sus atardeceres. «Respecto a esto cada uno tendremos nuestra opinión, pero creo que los atardeceres que contemplo todos los días desde diferentes partes de mi pueblo, como las eras altas, la ermita o mi ventana, son algo que en pocos sitios puede verse. Es un impresionante horizonte infinito lleno de colores».


4.Calahorra de Ribas. «Es un punto importante históricamente. Las obras de construcción del Canal de Castilla comenzaron aquí en 1753. Una magnífica esclusa triple salva el mayor desnivel que encuentra el Canal a lo largo de todo su recorrido. Allí también se cruzan por primera vez las aguas del río Pisuerga y las del río Carrión. Olvidado durante muchos años, ahora se ve cada vez más gente disfrutando de él. Es un lugar que siempre me ha gustado mucho, es una parada imprescindible cada vez que salgo con la bici. En otoño, dar un paseo por sus orillas es un lujo que deberíamos hacer todos alguna vez».


5.Montaña Palentina. «No sé si podría decir un sitio que sea mi favorito dentro de toda su extensión. Hay muchos lugares a los que me encanta ir. El Ojo de la Lastra es uno de ellos. Siempre me ha gustado mucho asomarme por las ventanas y balcones y, cuanto más alto, mejor. Allí encuentro eso pero de manera natural. Es increíble».


6.Castillo de Monzón. «A las faldas de esta fortaleza he crecido y estudiado durante muchos años. Siempre me ha parecido un sitio impresionante; de pequeño, por el tamaño y, de mayor, por el tiempo y la historia del lugar. Espero poder verlo abierto pronto y disfrutar de él».


7.Río Carrión. «Es la arteria que nutre Palencia de cabeza a pies y hace que sea una tierra fértil. No recuerdo unas vacaciones en las que no me haya dado al menos un baño y los amigos no hayamos hecho una comida en sus orillas. La ruta en bici hacia él es una cita a la que no se puede faltar en los veranos».


8.Palencia capital. «Es un sitio donde he disfrutado mucho. Siempre que traigo a algún amigo le hago pasar una mañana por la ciudad para enseñarle sus rincones: la magnífica catedral, el Cristo del Otero o la calle Mayor, entre otros tantos lugares».


9.Pueblos de Palencia. «Esos pueblos olvidados sin los que la vida en la ciudad no sería posible. Esas despensas para el mundo de donde salen las materias primas. Lo que yo recuerdo y me gusta más son sus fiestas y tradiciones. He recorrido muchos de ellos y hay muchas que merece la pena destacar, como las cuartetas de los quintos de mi pueblo, con más de 100 años de historia documentada; muchas se pueden disfrutar en Internet. O los bailes del paloteo de Fuentes de Nava o Támara, el Ole de Frómista y otras tradiciones que solo tendremos en el recuerdo, como el toro enmaromado de Astudillo».


10.Campos Góticos. «Cómo no hablar de este sitio. Un pabellón donde no había entrado nunca y en el que este año he pasado muchas horas. Creo que ni mis compañeros ni yo hemos recibido tanto reconocimiento por el trabajo como en esta ocasión. Puede que hayamos sido la cara visible de todo esto, pero como nosotros, muchos compañeros en hospitales y otros centros merecen estos y otros reconocimientos. Y recordar que somos las mismas personas que el 14 de marzo del año pasado, también con nuestros miedos, nos lanzamos a la lucha sin pensarlo. Y lo volveríamos a hacer».