Sanfélix ve presuntos intereses de «hormigón y piedra»

Ical
-

La socialista puntualizó que la moción de censura responde a un «interés palpable» de Partido Popular y Cs por generar «inestabilidad» en el Gobierno local

Sanfélix ve presuntos intereses de «hormigón y piedra» - Foto: Nuria Sastre

La alcaldesa de Guardo, Gemma Sanfélix, aseguró ayer que la moción de censura presentada por PP y Cs el lunes responde a unos intereses de inversión de «hormigón y piedra que no dejan de generar beneficios al exalcalde popular, Juan Jesús Blanco». La socialista recalcó, durante una rueda de prensa telemática, que cuando se presenta una moción de censura que «carece de base argumental hay que valorar que existen otros intereses que no responden a una deficiente gestión», todos ellos encabezados por «el alcalde de los intereses olvidados», en referencia a Blanco. Por ello, anunció que todavía «no los va a manifestar», pero apuntó que van a acometer todas las acciones legales que estén de su mano, a partir de la documentación oportuna.
En ese sentido, trasladó que el representante popular en Guardo «ha permanecido desaparecido todo el estado de alarma». Reaparece para «conseguir llegar al sillón, el cual puede que le otorgue la solvencia para acometer ciertos proyectos de futuro que, presuntamente, garanticen la inversión en piedra y hormigón que le viene de formación profesional y poder así generar una serie de beneficios importantes».
Sanfélix puntualizó que este acto responde a un «interés palpable» de estos dos grupos por generar «inestabilidad» en el Gobierno local y en un momento en el que se sufre una crisis sanitaria, a la que se debería de dar una respuesta conjunta al ciudadano. Mientras tanto, PP y Cs parece que «se entretienen confabulando a espaldas de la Alcaldía para trazar un plan para desbancar al Partido Socialista». «Otros están más preocupados de recuperar el bastón, apoyado por lo que hoy se puede definir como el traidor a este equipo de Gobierno».
El «traidor», en palabras de la socialista, que hace referencia al socio de Cs y hasta hora teniente de alcalde, José Carlos Narganes, «ha mostrado desavenencias de la noche a la mañana, pero que únicamente él parece conocer, al igual que su confesor Blanco Muñiz», destacó. «De la confianza de la noche a la ruptura y la decisión de la moción de censura de la mañana siguiente», dijo la socialista, quien añadió que «todo se ha decidido en mayoría de los miembros del equipo de Gobierno, siempre bajo la legalidad de las acciones».
Detalló que la relación se ha basado en un clima de «confianza y no es aceptable que Narganes argumente que hay ocultación de información cuando es él quien dirige el área delegada del municipio con más poder, además de ser teniente alcalde». Tal es así que calificó de «torpe armar un argumento en contra de su propia gestión», al ser una persona con «falta de madurez y de altura política», apostilló.
Gemma Sanfélix subrayó que la gestión llevada a cabo ha sido «intachable», ya que se ha conseguido que Guardo forme parte de los convenios de Transición Ecológica que proporcionarán fondos del Ministerio para la generación de empleo. 
Criticó las declaraciones de la presidenta de la Diputación y de la FRMP de Castilla y León, Ángeles Armisén, dado que, dijo,  ni en el marco de la crisis actual, la representante de ambas instituciones «está a la altura, más si cabe cuando la FRMP es un órgano que viene a velar por la estabilidad de las localidades».