scorecardresearch

A punto de ahogarse tras huir a 240 km/h

Alberto Abascal
-

Juan Manuel Sebastián y Fernando Aristín serán propuestos para un reconocimiento a los valores de la Policía Nacional

Los agentes protagonistas junto al comisario (iz.), la delegada del Gobierno y el responsable de la Brigada de Seguridad Ciudadana. En otra imagen, material requisado a los delincuentes. - Foto: JUAN MELLADO

Que la Policía Nacional había procedido a la detención de cuatro peligrosos delincuentes cuando llevaban a cabo un robo con fuerza en una nave de Logista, el distribuidor oficial de tabaco en la provincia y ubicada en el polígono industrial de la capital, la cual  fue frustrada (habían robado una furgoneta para cargar el tabaco que querían sustraer)  por la rápida intervención de efectivos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría, ya se había contado a través de estas mismas páginas. Que los cuatro ladrones (un quinto se dio a la fuga y aún se encuentra en paradero desconocido) fueron a prisión tras pasar a disposición judicial tampoco era la novedad de ayer porque ya se había contado, pero la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; y el nuevo comisario provincial, Honorio Pérez Pablos, añadieron varios detalles, cuando menos llamativos, de una operación policial brillante pero arriesgada, en la que los agentes participantes y los propios delincuentes arriesgaron su vida.

Los delincuentes utilizaron un vehículo BMW de color negro y salieron huyendo a gran velocidad, cometiendo de manera imprudente y negligente numerosas infracciones de tráfico poniendo por la hora (16,30 horas del domingo) y la naturaleza de vía en riesgo la vida del resto de los usuarios y conductores, ya que lograron alcanzan velocidades de  más de 240 km./h. Se saltaron hasta tres semáforos en rojo de la avenida Andalucía, circulando en algunos momentos por dirección prohibida, además de realizar adelantamientos por la derecha a otros vehículos.

La persecución por parte de los policías les llevó hasta Magaz de Pisuerga. De hecho allí la única forma de cerrarles el paso fue interponerse delante de ellos con el vehículo policial, aunque los delincuentes no dudaron en estampar el BMW que conducían (había sido robado en Madrid) contra el coche patrulla, lo que motivó que el conductor del mismo quedara atrapado al activarse el airbag. Su compañero tuvo que salir del coche rápidamente para emprender a la carrera la persecución de las cinco personas que salieron del BMW, poniendo los autores claramente en riesgo su vida de nuevo, ya que cruzaron la autovía de Burgos a pie. De hecho, uno de ellos fue atropellado por un turismo pero pudo continuar con la huida, aunque finalmente fue interceptado.

Los agentes protagonistas junto al comisario (iz.), la delegada del Gobierno y el responsable de la Brigada de Seguridad Ciudadana. En otra imagen, material requisado a los delincuentes.Los agentes protagonistas junto al comisario (iz.), la delegada del Gobierno y el responsable de la Brigada de Seguridad Ciudadana. En otra imagen, material requisado a los delincuentes. - Foto: JUAN MELLADOOtros dos delincuentes fueron localizados en las aguas del canal y estuvieron a punto de ahogarse debido al cansancio de la carrera, la temperatura del agua y la fuerza que llevaba la corriente. Se da la circunstancia que en dicho canal  murió un delincuente de nacionalidad rumana el 9 de febrero de 2011 cuando precisamente estaba huyendo tras haber cometido un robo en una empresa cercana.

El cuarto autor detenido fue localizado por una patrulla de la Guardia Civil, la cual se sumo a la busca.

RECONOCIMIENTO. Entretanto, los dos agentes que protagonizaron la actuación, poniendo en valor su eficacia, valentía y perseverancia, Juan Manuel Sebastián y Fernando Aristín, serán propuestos para un reconocimiento por representar los mejores valores de la Policía Nacional.

«Actuamos en consecuencia en todo momento pero tengo que agradecer a mi compañero que tuviera la cabeza y la mente frías circulando a más de 240 kilómetros por hora con el propósito de darles caza. La verdad es que estamos muy satisfechos del resultado de una operación que resultó muy complicada», apuntó el agente Fernando Aristín.

Para finalizar esta epopeya, hay que indicar que el juez envió a prisión a los cuatro malhechores por los delitos de robo con fuerza, daños, hurto, falsedad documental, robo de vehículo, delito contra la seguridad del tráfico y pertenencia a organización criminal.