scorecardresearch

CCOO estima "moderadamente satisfactoria" la reunión de Siro

ICAL
-

El secretario autonómico de la Federación de Industria destaca que el fondo inversor se haya comprometido a "recuperar el esfuerzo" de los trabajadores una vez los inversores "se asienten y tomen las riendas"

CCOO estima “moderadamente satisfactoria” la reunión de Sirol

La Federación de Industria de CCOO en Castilla y León calificó hoy como "moderadamente satisfactoria" la reunión que mantuvieron ayer por la noche y esta pasada madrugada los sindicatos, representantes de los Comités de Empresa de Siro y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para alcanzar un acuerdo con los inversores que evite el cierre de las fábricas de Siro en Castilla y León.

"Se ha encarrilado la resolución del conflicto", explicó a Ical el secretario autonómico de la Federación de Industria de CCOO-CyL, Gonzalo Díez Piñeles, que recordó que ahora queda que ese principio de acuerdo de someta a la votación de los trabajadores tras las asambleas que se realizaran en cada centro de Cerealto Siro este sábado, y a las que acudirá la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. No obstante, desde CCOO-CyL confían en que "saldrá adelante el acuerdo" con el apoyo de los trabajadores.

En cuanto a las mejoras incluidas por los inversores en las condiciones del plan de competitividad, Díez Piñeles apuntó que aún las tienen que analizar desde el sindicato "con profundidad", y que además se deben comunicar antes a los trabajadores por parte de los cuatro Comités de Empresa de Siro que acudieron ayer a la reunión en Madrid, aunque reconoce que ha habido "un avance sobre la posición inamovible que había" por parte del fondo inversor porque "ha entendido que el interés que pueda tener por adquirir esta gran empresa también suponía reducir el esfuerzo que debían hacer los trabajadores".

En ese sentido, valoró que el fondo inversor "suavizara las condiciones" del primer plan de competitividad propuesto, y que fue rechazado por los Comités de Empresa, así como que "incrementen sus aportaciones" a través de un plan de viabilidad que será "menos lesivo para las plantillas que el que en un primer momento presentó la dirección de Siro". También consideró positivo, en declaraciones a Ical, que los inversores se hayan comprometido a recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores en el futuro.

"Era nuestro empeño que el esfuerzo que los trabajadores tenían que hacer de entrada hubiera capacidad de recuperarlo cuando los nuevos inversores se asienten y tomen las riendas", apuntó el secretario autonómico de la Federación de Industria de CCOO-CyL, algo que recordó que "hasta ayer no cabía" pero que se consiguió con la presencia de "el Ministerio como garante", que supone que "el esfuerzo de los trabajadores no va a ser baldío sino limitado en el tiempo".

Además, Díez Piñeles apuntó que, según el acuerdo, y en función de la situación que se pueda dar más adelante en la empresa, "puede incluso que se vea beneficiado el conjunto de los trabajadores", que recordó, no obstante, que son ahora los que "tienen que decidir".

"Creíamos que el acuerdo se podía mejorar, que había margen y había que intentarlo, y este nuevo acuerdo puede merecer la pena", concluyó el secretario autonómico de la Federación de Industria de CCOO-CyL, que apuntó que "ahora serán los trabajadores de los centros los que valorarán una propuesta que creo que da cumplimiento a la voz de los trabajadores a los que no les valía lo anterior".

Por último, Díez Piñeles también valoró la entrada del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como "garante" porque "sirve, como en conflictos anteriores, para que puedan hacer un seguimiento y estén comprometidos con el desarrollo de la industria agroalimentaria con futuro en Castilla y León, más aún cuando está ubicada en el medio rural", al permitir con su intermediación "dar la vuelta a una situación dramática que ponía en peligro la continuidad de las cuatro fábricas y alrededor de 1.500 puestos de trabajo" de Siro en Castilla y León.