La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre'

SPC
-

Tras más de 2.000 capítulos y después de ocho años de emisión, la ficción de Antena 3 no deja de reinventarse y continúa siendo, cada tarde, la serie diaria líder de la pequeña pantalla

La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre' - Foto: Manuel Fiestas Moreno

Amar es para siempre ha comenzado a dar un giro radical a su historia. Los espectadores de la serie diaria de Antena 3 están viviendo esta semana uno de los momentos más dramáticos y complicados de la ficción. Manolita, la madre de los Gómez, se ve envuelta en un acontecimiento que le llevará directa a la prisión de Yeserías. La veterana protagonista no recuerda qué sucedió en ese momento previo a la detención, pero, tras el prematuro fallecimiento de su hija Marisol, ha intentado por todos los medios que se haga justicia y encontrar al responsable de dicha muerte. 

En el incesante intento de descubrir quién está detrás de este presunto asesinato, Manolita se enfrentará a Carlos, hijo del coronel Beltrán, y éste le contará todo lo que sucedió aquella noche en la que Marisol murió. 

Manolita no le cree, porque el informe policial indica que Marisol murió de una sobredosis. Cuando de repente aparece Beltrán, se produce un forcejeo que deja herido de un disparo en una pierna a Carlos. Beltrán acusa a Manolita, que termina detenida.

La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre'La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre' - Foto: Manuel Fiestas MorenoA partir de entonces, los espectadores serán testigos de una nueva trama en la serie con una Manolita destrozada, que no recuerda nada del momento, encarcelada y acusada de disparar al hijo del coronel.

La serie producida por Atresmedia en colaboración con Diagonal TV es historia viva de la televisión. Amar es para siempre es ya uno de los productos más icónicos de la televisión española, y en sus ocho años de vida sigue escribiendo un guion de éxito que conquista a un público fiel de más de un millón de espectadores. Itziar Miranda, Manuel Baqueiro y José Antonio Sayagués, más conocidos como Manolita, Marcelino y Pelayo, son ya personajes históricos y no se entendería una sobremesa sin ellos. 

Amar es para siempre cuenta, además, con un inigualable elenco que ha ido renovándose temporada tras temporada, haciendo de esta ficción una inagotable cuna de talentos. Desde actores que dieron el salto profesional tras su paso por la Plaza de los Frutos, a otros tantos que consolidaron su carrera, y alguno de ellos ya consagrados que hicieron más grande aun si cabe esta serie. 

La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre'La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre' - Foto: Manuel Fiestas MorenoEl afán por buscar y encontrar siempre las mejores historias para su público permite a la ficción presumir de una salud fuerte y envidiable, manteniéndose como la serie diaria más vista de la televisión. Y es que, pese a su veteranía en la parrilla, la ficción de Antena 3 sigue siendo sinónimo de éxito y fidelidad. 

En sus más de 2.000 episodios, Amar es para siempre ha congregado a una media de cerca de 1,5 millones de espectadores por capítulo, con una cuota del 12,8 por ciento, una cifra que se incrementa hasta los 14,7 puntos entre el público femenino, y hasta el 17,1 por ciento en el público de más de 65 años. 

 

18 años en el tiempo

En estas nueve temporadas, ha recorrido un total 18 años en el tiempo, narrando, a través de sus tramas, los momentos más importantes de la historia reciente de España.

La serie dio comienzo en 1960, con el país sumido en un momento convulso y complicado tanto a nivel político como social, donde todavía eran palpables los estragos provocados por la Guerra Civil y con la dictadura franquista implantada. 

La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre'La vida de Manolita da un giro radical en 'Amar es para siempre' - Foto: Manuel Fiestas MorenoCon el paso de los años, las tramas evolucionaron a la vez que lo hizo la historia real española; y con ello, la mentalidad y lo que se vivía dentro de la Plaza de los Frutos fue cambiando.

Amar es para siempre, que actualmente narra lo vivido en el año 1978, ha mostrado durante sus últimas temporadas la gran transformación sufrida en España con el fin del régimen dictatorial de Francisco Franco, la transición, la llegada de la democracia, el surgimiento de nuevas costumbres, el auge del turismo, de la moda y, sobre todo, los primeros atisbos de una sociedad que pudo comenzar a vivir con mayor libertad.