scorecardresearch

Husillos envía 1.200€ para los damnificados de La Palma

Rubén Abad
-

400 raciones de sopas de ajo y huevos, 1.200 salchichas y 55 kilos de plátanos de Canarias conformaron el menú solidario a beneficio de la isla, contando con unos 250 comensales

Husillos envía 1.200€ para los damnificados de La Palma - Foto: Óscar Navarro

Cuatrocientas raciones de sopas de ajo y de huevos camperos, 1.200 salchichas y 55 kilos de plátano de Canarias fue el menú solidario que sirvió ayer Husillos para recaudar fondos que irán destinados a los damnificados por la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma. Un convite elaborado de forma altruista por un grupo de vecinos del pueblo durante buena parte de la mañana que se tradujo en 1.190 euros para los cientos de palmeros que han visto cómo la lava enterraba sus recuerdos y les dejaba sin nada. A ello habrá que sumar el garrafón solidario (hucha).


Una muestra más de la generosidad que se respira en esta localidad terracampina, «volcada de lleno en la ayuda a la cooperación y en quienes más lo necesitan, como los ciudadanos de La Palma en estos momentos», según destacó el alcalde, Juan Jesús Nevares.

 

Como ejemplo, lo recaudado ayer se suma a una aportación de 1.440 euros procedentes de la paellada solidaria de agosto que se le entregó el sábado al obispo emérito de Palencia y fundador de Hombres Nuevos, Nicolás Castellanos, para la construcción de una escuela infantil y un comedor en Bolivia. Por si esto no fuera suficiente, el Consistorio destina anualmente el 0,7 por ciento de su presupuesto a fines sociales, lo que supone un montante de 3.286 euros. En total, 5.917 euros de solidaridad.


MERCADO Y COCHES CLÁSICOS

En paralelo, Husillos celebró su ya consolidado Mercado de la Tierra, que alcanzó su VI edición con la participación de 18 expositores. Una feria que organiza el Ayuntamiento para «poner en valor el comercio local y promocionar los productos autóctonos», señaló el primer edil. Así, en un espacio habilitado junto al río se pusieron a la venta legumbres, cebollas horcales, patatas, setas, ajos o huevos, además de marroquinería, ropa, juguetes, abalorios y todo tipo de complementos.


La feria compartió espacio con un concierto y una concentración de coches clásicos que reunió a un centenar de vehículos de las provincias de Palencia, Valladolid, Burgos, Salamanca, León, Cantabria y Álava. Joyas sobre ruedas como un espectacular Rolls-Royce, inimitables como la Ford 100 y, para los más nostálgicos, el 600, el Citroën 2CV y el Simca 1.200 GLS.