scorecardresearch

PP, Vox y Cs cargan contra los Presupuestos Generales

EFE
-

Las tres formaciones afirman que sus vetos a las cuentas son necesarios, puesto que contemplan para unos ingresos irreales y una recaudación sobrestimada para 2022

El líder del PP, Pablo Casado, interviene durante el debate de totalidad del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022, este miércoles en el Congreso. - Foto: EFE/ Fernando Alvarado

PP, Vox y Ciudadanos han criticado el discurso "triunfalista" y "arrogante" de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la defensa que ha hecho de los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y que los partidos conservadores ven como un "chantaje" a los españoles.

Tras la intervención de Montero en el pleno del Congreso para defender las cuentas públicas del próximo año en el primer día de debate de totalidad, las tres formaciones han dejado claro que sus vetos a los presupuestos son necesarios.

Estos partidos coinciden en que los presupuestos de 2022 contemplan unos ingresos irreales y una recaudación sobrestimada. 

El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado que haya sido la ministra de Hacienda y no el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien haya defendido el proyecto ante la Cámara al tiempo que la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha dicho que son un "espejismo" para que el Gobierno gaste y se mantenga en La Moncloa.

En su opinión parten de previsiones macroeconómicas "falsas" y suponen un incremento de impuestos que calculan en 10.000 millones de euros y que hipotecarán a todos los españoles.

 "Será una cuesta de enero de doce meses", ha dicho tras reprochar al Gobierno también las "hipotecas" que ha pactado con Bildu o con el independentismo. 

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso Edmundo Bal ha acusado a Montero de "engañar" y vivir un "sueño" puesto que no crecerá la recaudación sino la deuda y el déficit.

"Y esto serán impuestos que tendremos que pagar en años venideros", ha incidido Bal ante unas cuentas que son un "chantaje por el precio que vamos a pagar todos los españoles" a las cesiones a los independentistas.

También el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha reivindicado su enmienda a la totalidad porque las cuentas están basadas en "previsiones imposibles" en el capítulo de ingresos y en una expansión del de gastos, de la que presume el Gobierno "como si eso fuera algo bueno".

En sentido contrario, otros partidos socios del Ejecutivo como EH Bildu o Más País han puntualizado que dejarán vía libre a los presupuestos para que puedan seguir negociando mejoras en su trámite de enmiendas parciales.

La portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurúa, ha avisado que el proyecto de presupuestos tiene "carencias" y "déficit" porque no aborda la mejora fiscal, la mejora sustantiva de las pensiones ni el incremento del salario mínimo pero ha confiado en mejorarlos aunque no ha revelado sus exigencias, en aras de lograr un acuerdo con "discreción".

Más País sin embargo ya ha avanzado que quiere introducir entre sus enmiendas parciales una mayor atención y presupuesto para mejorar la salud mental y que "se multipliquen las plazas de los psicólogos en la sanidad pública".

Desde Podemos, la diputada Sofía Fernández Castañón ha aplaudido "el fin del austericidio y de las políticas neoliberales".

Fuentes de Podemos han asegurado que presentarán enmiendas parciales pactadas con el PSOE como ya hicieron el año pasado y han avanzado que cuestiones como la aplicación de permisos en familias monomarentales irán en la nueva ley de familia que se está analizando.

Nueva Canarias ha coincidido en que estos presupuestos rompen con la austeridad que sí se impuso en la anterior crisis y ha puntualizado que negociará los "ajustes finos" respecto a la "agenda canaria", por ejemplo para apoyar el cultivo del plátano en La Palma, que sufrirá "sine die" los efectos de la erupción.