scorecardresearch

La autopsia verifica que Raquel murió de forma violenta

Alberto Abascal
-

El homicida, que presentaba un mordisco en uno de sus brazos, se sirvió de «una cuerda o de una correa» para cometer el crimen y acabar con la vida de su compañera sentimental · Decenas de personas se concentraron junto al Lupa de Cardenal Cisneros

Imagen de la concentración institucional en la plaza Mayor. Además, las compañeras de la víctima y vecinos del Campo de la Juventud se concentraron junto al Lupa de Cardenal Cisneros. - Foto: SARA MUNIOSGUREN

(RESUMEN) La investigación señala que Raquel Carrión Diez, la mujer de 32 años que este lunes fue asesinada en su domicilio de la avenida de Reyes Católicos de la capital, tuvo una muerte violenta, que se defendió y fue estrangulada con algún objeto, supuestamente por su pareja, Boris Pascual, un hombre de 36 años, que después se arrojó a las vías del tren.

Así lo determinan la autopsia preliminar, los informes del forense y las primeras investigaciones de la Policía Nacional, tal y como corroboró el subdelegado del Gobierno, Ángel Miguel Gutiérrez, tras participar este martes en una concentración silenciosa en la plaza Mayor de Palencia para condenar el crimen machista.

Poco antes, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, confirmó durante un acto en Soria que Raquel, con dos hijos de 2 y 7 años, había sido la tercera víctima de violencia machista en Castilla y León en lo que va de año. Posteriormente, el subdelegado del Gobierno en Palencia concretó que Raquel tuvo una muerte violenta, que fue estrangulada con algún objeto, que podría ser una cadena, una cuerda o alguna correa, y que murió por asfixia.

Imagen de la concentración institucional en la plaza Mayor. Además, las compañeras de la víctima y vecinos del Campo de la Juventud se concentraron junto al Lupa de Cardenal Cisneros.Imagen de la concentración institucional en la plaza Mayor. Además, las compañeras de la víctima y vecinos del Campo de la Juventud se concentraron junto al Lupa de Cardenal Cisneros. - Foto: SARA MUNIOSGURENEl mismo informe concluye que la víctima se defendió y luchó «porque él presenta una marca de mordida en una mano», detalló el subdelegado, si bien fuentes de la investigación indicaron a este periódico que la mordedura fue localizada en un brazo.

También, que podría haber sido asesinada poco antes de las 7 horas, cuando su pareja se tiró a la vía del tren, porque cuando el forense llegó al domicilio sobre las 11.00 horas «no había rigor mortis y calculaba que la muerte se había producido cuatro horas antes».

Según la información facilitada, todo apunta a que «inmediatamente después de matarla salió de casa y se tiró a la vía del tren para suicidarse y afortunadamente no se le ocurrió dañar a los chavales». Concretamente, la autopsia corroboró que Boris Pascual murió como consecuencia de las heridas provocadas en la cabeza por un fuerte impacto recibido por una lanzadera que circulaba por la vía férrea, según la información aportada a este periódico.

Además añadió que los primeros testimonios recabados indican que la relación de la pareja era «tensa» pero no había ningún dato que presagiara que esto podía ocurrir.

En relación con la investigación de un posible caso de violencia de género en 2019, Ángel Miguel Gutiérrez aclaró que entonces ella avisó a la Policía Nacional y que, cuando llegaron los agentes al domicilio, presentaba hematomas y señales de violencia, pero no quiso denunciar y el hecho fue sobreseído. «Es el problema fundamental que tenemos en estos casos, cuando no se denuncia», lamentó el subdelegado del Gobierno, que pidió a cualquier mujer que sea agredida «que denuncie para que podamos ayudarla».

CONCENTRACIONES. Por lo demás, cientos de palentinos, numerosas autoridades y los niños de Primaria del colegio Padre Claret de Palencia, donde estudia la hija de la mujer asesinada, guardaron cinco minutos de silencio en la plaza Mayor para condenar este crimen machista.

El alcalde de la capital, Mario Simón; el subdelegado del Gobierno, Ángel Miguel Gutiérrez; la directora General de la Mujer, Mariví Moreno; la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén; el obispo, Manuel Herrero; el presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia; representantes de los Cuerpos y Fuerzas del Estado, de la corporación municipal y de la Diputación, quisieron unirse a la cita para mostrar su rechazo ante el crimen machista.

Tras el acto, la presidenta de la institución provincial y de la FRMP, Ángeles Armisén, señaló que «para proteger hay que denunciar» y que ante cualquier signo de violencia «no hay que tolerarlo y denunciarlo».

Por su parte, Mariví Moreno recordó que los hijos, considerados víctimas de violencia de género, pueden contar con los servicios que la Junta pone a su disposición como la ayuda psicológica y económica. Por último, el alcalde de la capital, condenó el crimen mientras pedía «más medios» porque los que se tienen «no están siendo suficientes» y se acordaba de los familiares y amigos de la víctima.

A la misma hora, decenas de personas también se concentraron  junto al supermercado Lupa situado en la avenida de Cardenal Cisneros, donde trabajaba la víctima,  en señal de duelo y en repulsa por este crimen machista. Compañeros de trabajo de Raquel y vecinos del barrio del Campo de la Juventud arroparon la convocatoria. Asimismo, organizaciones sindicales como UGT, CCOO, CGT o CSIF, que precisamente pide a la Junta la creación de la figura de un delegado de igualdad en los puestos de trabajo, también mostraron su repulsa, al igual que ayuntamientos de distintas localidades de la provincia que como Cevico de la Torre,  Carrión o Venta de Baños hicieron un llamamiento a sus ciudadanos para que mostraran su repulsa por el asesinato de Raquel.

Hay que recordar que los agentes de la Policía Nacional hallaron a Raquel Carrión muerta en su domicilio en la mañana del lunes, donde se encontraban sin daños sus dos hijos, de 2 y 7 años, cuando acudieron a a su domicilio para informarla del suicidio de su pareja. En la jornada de ayer los dos cuerpos fueron incinerados en el Tanatorio de Palencia.