scorecardresearch

El número de multas se duplica en 5 años

Carlos H. Sanz
-

La Policía Local interpuso 47.385 denuncias el año pasado lo que generó unos ingresos de 1,5 millones de euros

El número de multas se duplica en 5 años - Foto: Sara Muniosguren

Las 47.385 denuncias que la Policía Local interpuso el año pasado en la capital suponen un auténtico récord. Nunca antes en la ciudad se ha multado tantas veces, hasta tal punto que en cinco año se ha duplicado el número de sanciones, al incrementar en un 106% las 22.097 contabilizadas entonces. 

Esa subida que ya se deja notar en las arcas municipales, que durante el año pasado ingresaron 1.502.250 euros, según consta en la liquidación del presupuesto de 2021. Son casi 300.000 más que los recaudados vía multas hace un lustro, un 16,2 por ciento más. De hecho, los ingresos superaron las previsiones hechas al inicio del ejercicio en 100.000 euros.

Hay varios factores que explican este incremento tanto de multas como de recaudación. Uno es normativo y el otro tecnológico. El 11 de mayo entraron en vigor los nuevos límites de velocidad en vías urbanas y travesías, una medida que afectó al 90% de las vías de la capital en cuanto a que los límites de velocidad en vías urbanas pasan a ser de 20 km/h en las que dispongan de plataforma única de calzada y acera; de 30 km/h en las de un único carril por sentido de circulación; y de 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación. Y, por otra parte, influyó también que el radar móvil con el que cuenta la Policía Local funcionó a pleno rendimiento. 

El Ayuntamiento dispone de varios equipos para controlar la velocidad de los vehículos que circulan por la ciudad. Por un lado, están las cuatro cabinas en la capital, instaladas en la avenida de Madrid, calle Jardines, paseo de la Julia y avenida de Cataluña, donde se colocan aleatoriamente los dos equipos de radar sin operador. Esta tecnología generó un total de 1.587 denuncias durante el año pasado.

Además, la Policía Local dispone de un radar móvil con operador que va instalado en el vehículo marca Renault Laguna cedido por la DGT, con el que se realizaron 562 controles de velocidad durante el año 2021, cifra tres veces superior al año 2020. Esto ha hecho que se haya pasado de las 4.866 denuncias hace dos años a 7.165 durante 2021, casi un 50 por ciento más. 

Es el primer ejercicio en el que radar velolaser funciona a pleno rendimiento, ya que durante 2019 se tuvo que homologar y ajustar, y durante 2020, durante la pandemia, no se le puedo dar un uso habitual. Además, la Unidad de Radar de la Policía Local ha crecido en número de agentes.

Además, de radares, el Ayuntamiento dispone de dos sistemas de foto-rojo, los cuales detectan cuándo un conductor se salta un semáforo en rojo, y que están ubicados en zonas de mucha afluencia de tráfico tanto rodado como peatonal con el objetivo de reducir la siniestralidad en dichas zonas: en el cruce del puente Mayor y en el paso que comunica Pan y Guindas con el centro comercial Arambol.

Estos dispositivos sumaron 3.670 denuncias el año pasado, por debajo de las 4.760 de 2020, aunque muy por encima de las contabilizadas en los tres años anteriores.

Infracciones. Pero no solo de multas por exceso de velocidad viven las arcas municipales. De hecho, la mayor parte de la denuncias que cursa la Policía Local tienen que ver con otros tipos de infracciones de tráfico y seguridad vial, que son, conviene recordarlo, la primera competencia de los cuerpos de Policía Local. 

Durante el año 2021, se interpusieron un total de 25.165 denuncia, la cifra más alta en el último lustro. A esto ha ayudado, lógicamente, el incremento de plantilla  durante 2020. Sirva como ejemplo que en 2017, el número de denuncias por infracciones en materia de tráfico eran de 10.668. 

De esas más de 25.000 sanciones, la Policía Local logró identificar a sus autores en el momento de la comisión de la infracción en 6.470 ocasiones. El principal motivo que acarreó una propuesta de sanción fue estacionar en zonas de carga y descarga (1.524 multas), seguido de no respetar una señal de prohibición (621 multas) y circular por la acera o zona peatonal (607 multas). Circular sin cinturón de seguridad o sin los sistemas para menores es el cuatro motivo con 557 propuestas de sanción, y estacionar en lugar prohibido o en un carril de circulación, la quinta y sexta con 364 y 320 sanciones, respectivamente.

Dentro de este apartado, conviene llamar la atención sobre cómo los nuevos hábitos de movilidad también se dejan sentir en el balance anual. Las bicicletas y vehículos de movilidad personal (patinetes) han ganado presencia en las vías de la ciudad. La Policía Local ha detectado que «la versatilidad de movilidad que dan este tipo de vehículos, junto al miedo de un porcentaje alto de los usuarios de ese tipo de transporte, hace aumentar el número de infracciones que cometen». De hecho, durante el año pasado se interpusieron 60 sanciones, y los motivos más habituales fueron circular por zonas peatonales y aceras o por direcciones prohibidas. 

 A estas hay que sumar las denuncias formuladas por hechos cuya competencia sancionadora corresponde a la Dirección General de Tráfico, y que tienen que ver con aspectos como el estado de la documentación de vehículos y conductores, así como de la ITV. En 2021 sumaron un total de 2.290, lo que supone un incremento en el número de denuncias en relación con otros años -casi cuatro veces más que en 2017-, pero el tipo de infracciones más cometidas siguen siendo las mismas: no tener la Inspección Técnica de Vehículos en regla, con 1.459 denuncias.

Y, por último, están las multas vinculadas a la zona azul u Ordenanza Reguladora del Aparcamiento, la ORA. En total, 7.508 durante el año pasado, un número inferior al de 2020 y eso que con motivo de la pandemia se interrumpió el servicio durante varias semanas.