scorecardresearch

Un futuro sin ruido y con aire limpio

Carlos H. Sanz
-

Unos 300 escolares de seis colegios de la capital participaron ayer en una jornada sobre movilidad en la que manifestaron que desean un futuro con menos coches y más espacio para jugar

Un futuro sin ruido y con aire limpio - Foto: Óscar Navarro

Unos 300 alumnos de seis centros escolares de la capital, concretamente del Blanca de Castilla, Blas Sierra, Santo Ángel, Padre Claret, La Providencia y Marqués de Santillana, participaron ayer en la I Jornada de Movilidad Escolar, organizada por Federación de Asociaciones de Padres y Madres junto con la asociación Pata de Cabra y el grupo de Ecologistas en Acción.

Un día en el que los escolares reclamaron un futuro «libre de ruido y humo» en el que el espacio de los coches pueda destinarse «a jugar».  Esta fue una de sus reclamaciones tras llevar a cabo una prueba de relevos, en la que los alumnos de un centro crearon una cadena de movilidad sostenible que culminó con un acto conjunto en el parque del Salón, en el que, juntos, reflexionaron sobre el cambio de movilidad en la ciudad.

Durante el camino observaron cómo muy pocas personas circulaban en bicicleta o patinete, pero cómo se cruzaron con más de 40 coches en las que viajaban 56 personas. «¿Vosotros creéis que esto es muy útil?», les preguntó el profesor encargado de dirigir la actividad, Víctor Muniosguren, quien les mostró cómo en el espacio que ocupa un coche caben más de 40 niños.

Un futuro sin ruido y con aire limpio Un futuro sin ruido y con aire limpio - Foto: Óscar NavarroLa respuesta de los escolares fue unánime. «El coche tiene cosas positivas, como que te cansas menos, pero contamina», comentó uno de los niños de la actividad, afirmación que otros completaron recalcando que, además, «no permiten respirar bien», «valen mucho dinero» o que «no dejan espacio para jugar». «Además, si quiero ir al colegio en bicicleta o patinete mis padres no me dejan porque les da miedo que haya muchos coches y te pueda atropellar», confirmaba otro de los escolares. Todos lo tenían claro: «Mejor caminar, patinar o pedalear siempre que se pueda. Es más divertido y haces ejercicio».

Por eso, entre los compromisos que ayer adquirieron estuvieron el de obligar a los padres y madres a coger menos el coche para llevarles al colegio, o en intentar ir andando o en bici con los compañeros. «La movilidad es un tema que afecta a toda la ciudad y todos tenemos que  ponernos de acuerdo», les dijo Víctor Muniosguren. 

La muestra de los trabajos escolares realizados con motivo de la Semana de la Movilidad, una exposición sobre la Calidad del Aire, un taller de conducción segura y una bicicletada completaron esta jornada.

Un futuro sin ruido y con aire limpio
Un futuro sin ruido y con aire limpio - Foto: Óscar Navarro