El Palencia Turismo paga el cansancio tras el descanso

David del Olmo
-

Las de Valeria Flores jugaron sus mejores minutos en la primera mitad en la cancha del Porriño, aunque en la segunda sufrieron el desgaste acumulado de un intenso fin de semana (25-17). El sábado habían caído ante el Siero

El Palencia Turismo paga el cansancio tras el descanso - Foto: Óscar Navarro

Ninguna temporada de cuantas ha disputado el Palencia Turismo en la segunda máxima categoría del balonmano español ha sido sencilla, aunque todo lo que ha rodeado al comienzo de la actual está significando un plus añadido a la lógica dificultad de la competición para un grupo de entusiastas jugadoras y su cuerpo técnico que todavía no han recibido el premio al trabajo tras siete encuentros disputados.
Este fin de semana las vacceas afrontaban dos choques. El sábado por la tarde, el de la octava jornada ante el Siero en tierras asturianas. Y el domingo, al mediodía, el de la tercera (que tuvo que ser aplazado entonces por la obligada cuarentena de las palentinas), en la cancha del Porriño gallego.
Las de Valeria Flores pelearon el primer duelo (30-28) y volvieron a luchar por el segundo, aunque con el paso de los minutos acabaron pagando el desgaste ante un rival más poderoso que el anterior. El Porriño también había jugado el sábado, un duelo muy cerca de casa (a 15 km de su pabellón), ante el Lavadores de Vigo (clara victoria 18-30). Cinco de las jugadoras del equipo gallego acuden a las convocatorias de su primer equipo, de División de Honor.
El Palencia Turismo comenzaba con imprecisiones en ataque, lo que le servía al conjunto local para mandar en los primeros compases (3-1, con el único tanto palentino de Alba Aparicio). 
Sin embargo, las vacceas ajustaron en defensa y jugaron cinco muy buenos minutos en defensa, con continuos robos de balón para darle la vuelta al marcador. Tamara, justo cuando su rival recuperaba a su primera jugadora excluida, lograba plasmar el primero de esos tantos (corriendo veloz tras la parada de Inés). Respondía Alicia Campo (autora de tres de los cinco primeros goles de su equipo) y las palentinas dejaban sin anotar al Porriño durante tres minutos y medio. Sara Serna, Mirian y Alba tras golpear en la madera situaban el 4-5.
Pero las palentinas perdían por dos minutos a Teresa y las locales lo aprovechaban con la extremo internacional juvenil, Carme Castro, que anotaba dos goles en superioridad y un tercero a continuación (7-5).
Paraba el encuentro Valeria Flores mediado el periodo. Al volver al juego, pontevedresas y palentinas intercambiaban goles. Dos casi seguidos de Laura Gómez colocaban el 8-7. Pero, cuando la defensa del Palencia Turismo cogía ritmo y confianza, una nueva exclusión (esta vez de Ainoa) permitía a su rival mantener la delantera. 
Como había sucedido en la anterior inferioridad, las vacceas perdían durante algunos minutos el buen tono defensivo (y también la fluidez en ataque) incluso tras recuperar la igualdad numérica. Y el Porriño se colocaba con cuatro de diferencia (11-7), que no perdería hasta el descanso, al que se llegaba con el 15-11.


SEGUNDA MITAD. El partido se le escapaba al conjunto palentina en los primeros 15 minutos del segundo acto.
Encajaba siete goles, anotados entre Kaulback, Amarilla y Campo, que alejaban sus opciones de sacar algo positivo en cuanto a puntos en el fin de semana. El 22-13 fue una losa. De poco sirvieron ya las paradas de Marian y ganar el parcial de los últimos 14 minutos (3-4). El marcador final, 25-17. El sábado recibirá al Lavadores.