El proyecto para la plaza de abastos genera dudas

Carlos H. Sanz
-

La propuesta de RyA Residencias tiene como eje principal la creación de un gastrobar. Los comerciantes quieren más datos y se muestran cautos; quieren una reunión cara a cara para profundizar en la propuesta antes de pronunciarse

El proyecto para la plaza de abastos genera dudas - Foto: Á“scar Navarro

Los empresarios de la plaza de abastos conocieron ayer vía telefónica el proyecto que la empresa RyA Residencias propone para renovar el mercado capitalino, y que, en resumidas cuentas, se basa en la creación de un gastrobar que sirva como eje dinamizador de este espacio. Un proyecto que los empresarios han recibido con dudas sobre cómo se puede materializar y, sobre todo, respecto a cómo afectará a sus negocios. Incógnitas que esperan despejar en próximas reuniones, en persona, con RyA Residencias, antes de fijar la postura definitiva de la plaza sobre la propuesta. Hoy, trasladarán al resto de comerciantes sus impresiones sobre esta primera reunión.
El proyecto de RyA Residencias consiste, grosso modo, en aprovechar los 11 puestos vacíos que existen en la actualidad en la plaza para crear un gastrobar, es decir, un bar-restaurante que acerque la alta cocina a las clases más populares sirviendo tapas de autor a precios asequibles. También está interesada en el cubo ubicado en el exterior de la plaza, en la calle de José María Hernández.
Para ello, la firma necesitaría tener esos 11 puestos vacíos juntos, algo que no sucede en la actualidad, por lo que es necesario que algunos comerciantes acepten cambiar su ubicación dentro de la plaza. Este es uno de los puntos del proyecto que generan dudas, sin contar con el hecho de que ya existe un bar en el mercado.
RyA Residencias completaría la inversión dando uniformidad a la imagen del mercado, modernizando su aspecto y ampliando los horarios, al menos para la práctica hostelera. La firma se encargaría también de buscar nuevos empresarios y de diversificar la oferta de la plaza, además de gestionar otros servicios como el reparto a domicilio o la venta on line. 
El Ayuntamiento, aunque ve con agrado la posibilidad de ceder la gestión de la plaza de abastos, se mantiene como mero espectador, y es que el concejal de Desarrollo Económico y Comercio, Urbano Revilla, asegura que la condición sine qua non para que prospere el proyecto es que los actuales comerciantes mantengan sus derechos.
93 puestos. La plaza de abastos, que cuenta con un total de 93 puestos que están configurados en un total de 68 unidades de negocio. En la actualidad, 11 están cerrados y el resto se distribuyen en carnicerías, pescaderías, tiendas de frutas y verduras, pan y repostería, en charcuterías y puestos de alimentación variada, en espacios de venta de carne de aves y huevos, de quesos y de congelados. Además, también hay un bar.
El Consistorio ve posible ceder la gestión del mercado a la empresa RyA Residencias o a cualquier otra especializada en la gestión de este tipo de espacios, pero siempre que no cause el menor perjuicio a los empresarios que levantan allí la persiana cada día.
Por ese motivo, los comerciantes prefieren tratar cara a cara con RyA Residencias los pormenores de este proyecto. Esta firma está dedicada a la promoción, gestión y explotación de residencias universitarias, mercados de abastos y gourmet y hostels, y su intención para Palencia pasaría por crear una sociedad para la explotación de la plaza. 
RyA Residencias ya tiene experiencia en proyectos de este tipo ya que el Mercado del sol, de Lorca (Murcia), el de San Luis, de Estepona (Málaga) o el del Puerto, de Cartagena (Murcia), evolucionaron bajo su gestión, por ejemplo. No obstante, los comerciantes de la plaza advierten de que no es lo mismo abrir un negocio de este tipo en una zona turística que hacerlo en Palencia, con muchos menos visitantes y una población mucho más envejecida.
Circunstancias que no amilanan a esta firma, que sostiene en su página web que «la experiencia, profesionalidad y conocimiento sigue siendo mejor aval y en ese aspecto, lo anima a el crecer y aportar soluciones a mercados minoristas con graves problemas de funcionamiento y gestión».
La firma nació en 2010 «como motor de explotación de residencias para todo tipo de colectivos, y en especial, los universitarios», e incrementó su actividad con la compraventa y el arrendamiento de todo tipo de inmuebles especificándose en los de protección pública. «Además nos especializamos en el asesoramiento para el desarrollo de cualquier tipo de proyecto», asegura también.