Mata a más gente en el hospital que el tráfico en 10 años

ALBERTO ABASCAL
-

Cerrada la guardería La Casita de Herrera con seis positivos y aisladas cuatro aulas de Infantil en la provincia

Imagen de archivo de los militares que están haciendo labor de desinfección en la localidad de Salinas de Pisuerga.

Tres personas fallecieron en las últimas horas en el complejo hospitalario de Palencia a consecuencia del Covid-19, lo que supone que el número de víctimas mortales registradas en el hospital por culpa de la pandemia en esta segunda ola asciende a 41 y desde el inicio de la pandemia a 129. Otra cosa muy diferente es lo que indica el programa Medora, que mide los fallecimientos en función de las bajas de cartillas sanitarias y este indica que en Palencia, desde el inicio de la pandemia, han muerto por Covid 243 personas.
En cualquier caso, para que los lectores se hagan una idea de lo trágico de la situación en la última década fallecieron en las carreteras palentinas un total de 127 personas, lo que quiere decir que ayer este número ha sido rebasado con creces solo con las víctimas mortales registradas en el complejo hospitalario desde el inicio de la crisis sanitaria y en el plazo de ocho meses. Por lo demás, el incremento de pacientes ingresados en el complejo asistencial sigue disparado en los últimos días. De hecho, fuentes hospitalarias indicaron ayer a este periódico que la planta séptima está ya preparada para acoger pacientes de Covid, lo que supondría que cinco de once plantas están ocupadas por enfermos de coronavirus. Además, 17 pacientes se encuentran ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Las mismas fuentes indicaron que las asistencias sanitarias están sopesando albergar pacientes en las instalaciones del centro sanitario de San Juan de Dios, tal y como ocurrió en la primera ola de la pandemia. Entretanto, el sindicato Satse denunció ayer la situación de «discriminación y maltrato» que sufre la enfermería a su juicio por parte de la Gerencia de Servicios Sociales y su «deficiente» gestión en Palencia. «Una vez más, ignoran la situación de alerta sanitaria, el continuo aumento de casos Covid-19, las necesidades de las residencias y el agotamiento de los profesionales desde marzo», indicó.
En ese sentido, subrayó que «ya estaba previsto que sucediera, pero pilla sin refuerzo en las plantillas y con la fuga de profesionales a otras administraciones, provincias y comunidades». Por ello, desde el sindicato acusaron a la Gerencia de Servicios Sociales «de volver a priorizar intereses económicos en lugar de mejorar la atención sanitaria en los centros y residencias de mayores».
Ante esta realidad, Satse consideró que «es por culpa de la propia Gerencia que no haya profesionales suficientes para atender y cuidar a los mayores y familiares en situación de especial vulnerabilidad». 
Desde el punto de vista educativo, la Junta confirmó ayer que cuatro aulas de Infantil tuvieron que ser aisladas ayer en la provincia al aparecer un caso positivo entre el profesorado o el alumnado. Son aulas de los centros  CEIP Padre Honorato del Val de Monzón de Campos, CEIP Castilla y León de Aguilar, CRA Campos de Castilla de Grijota y el CEIP Tello Téllez de Palencia. En este sentido, en la actualidad hay nueve aulas en cuarentena activa por coronavirus. Además, la guardería La Casita de Herrera de Pisuerga se encontraba ayer cerrada para ser desinfectada después de que seis personas dieran positivo, según indicaron fuentes del propio centro, una noticia que avanzó ayer la Cadena Cope. El centro alberga a nueve niños y dos trabajadoras.
Además, varios internos de un pabellón del centro San Juan de Dios han sido ingresados en el complejo hospitalario tras haberse producido un brote, mientras que el alcalde de Barruelo de Santullán, Cristian Delgado, comunicó ayer que es positivo por Covid-19, aunque afirma que, hasta la fecha, es asintomático, y que seguirá trabajando desde casa hasta que sus pruebas sean negativas. De hecho, el Consistorio barruelano estará cerrado hasta el miércoles para desinfectarse. En las mismas circunstancias se encuentra el regidor de Cervera de Pisuerga, Jorge Ibáñez.
Además, la alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega ha publicado un bando con una serie de medidas en función de la declaración del estado de alarma decretado por el Gobierno. 
En otro orden de cosas el hotel Rey Sancho de la capital, establecimiento que hace las veces de arca de Noé en la provincia para albergar a pacientes que desean superar la cuarentena por coronavirus fuera de su ámbito familiar para evitar contagios entre sus allegados, contaba ayer con tres personas registradas.

En materia de seguridad, agentes de la Policía Local  denunciaron a un establecimiento de la calle Magisterio al observar cómo el responsable del local estaba sin mascarilla en el interior de la barra y había dos varones consumiendo en ella, así como un joven sin mascarilla jugando al futbolín.
Durante el fin de semana, los funcionarios acudieron a varios bares en diferentes horarios reclamados por particulares por la existencia de aglomeraciones de personas al no estar usando las mascarillas, aunque a la llegada de los efectivos policiales no se detectaron tales hechos. Por otro lado, en el día de ayer se realizó control telefónico de personas confinadas en su domicilio debido a la cuarentena, donde tres de las once llamadas no fueron contestadas. Por ese motivo, los agentes se desplazaron a sus viviendas, donde no se encontró a la persona citada en uno de ellos. Los agentes interpusieron 14 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, no usar las mascarillas, incumplimientos del toque de queda, consumo de drogas y por causar ruidos. A estas denuncias habría que sumar las 10 interpuestas la semana pasada por la Guardia Civil y la Policía Nacional en el ámbito del ocio nocturno y otras 35 por no usar la mascarilla.

 

El nuevo estudio de seroprevalencia se realizará a partir de mediados de noviembre 

Fuentes de la Junta confirmaron ayer a Diario Palentino que está previsto el desarrollo de un nuevo estudio de seroprevalencia para conocer la inmunidad por la incidencia del Covid-19, con tres oleadas, la primera de las cuales se prevé que dé comienzo durante la segunda quincena de noviembre.
Hay que recordar que en julio se conoció el tercer informe del primer estudio de seroprevalencia, que reflejó que el 6,6 por ciento de la población palentina, 10.624 habitantes si se tiene en cuenta el padrón municipal (160.980), había superado el coronavirus y tenía anticuerpos, según desvelaron los resultados de la tercera oleada del estudio de seroprevalencia diseñado por el Ministerio de Sanidad.
Este dato suponía que la provincia había experimentado un descenso de casi dos puntos porcentuales, 1,6 para ser más exactos, respecto a la segunda oleada, cifrada oficialmente en 8,2, lo que supone 2.553 palentinos menos inmunes a la enfermedad. La cifra se asimila a la primera que se hizo pública en abril (6,4 por ciento). En este sentido, Palencia ocupaba el séptimo puesto en el ranking regional.