scorecardresearch

Francia prohíbe las reuniones de Nochevieja

Europa Press
-

El Gobierno acelera la administración de la tercera dosis, que la impondrá a sanitarios para evitar que se generalicen focos de contagios en hospitales y que eso provoque carencias de personal para atender a los pacientes

El primer ministro de Francia, Jean Castex - Foto: Eric Lalmand/BELGA/dpa

El Gobierno francés ha prohibido las reuniones en vía pública en Nochevieja y ha agilizado la vacunación con la tercera dosis para contener los contagios de la variante ómicron.

El primer ministro de Francia, Jean Castex, ha anunciado, en el marco del Consejo de Defensa de la Salud, que en Año Nuevo no estarán permitidos los fuegos artificiales ni las reuniones en la vía pública debido al coronavirus, según informaciones recogidas por el diario francés Le monde.

"Estarán prohibidas las reuniones, el consumo de alcohol en la vía pública e invitaremos a los municipios a renunciar a los fuegos artificiales", ha detallado Castex. A su juicio "cuantos menos seamos, menos riesgos correremos".

También ha abogado porque se promueva la vacunación y para ello, la tarjeta sanitaria se convertirá en "carné de vacunación" a principios de 2022, precisando que se presentará en el Parlamento un proyecto de ley en este sentido a principios del año que viene.

La semana que viene se iniciará una consulta preliminar sobre este proyecto legislativo y sobre "cualquier otra disposición útil para extender la vacunación en la medida de lo posible", ha aseverado Castex.

Por otro lado, el ministro de Salid francés, Olivier Véran, ha anunciado este sábado que la tercera dosis de vacuna será obligatoria para trabajadores de la salud y bomberos a partir del 30 de enero.

"Vamos a fortalecer la obligación de vacunación de trabajadores de la salud y bomberos integrando la tercera dosis a partir del 30 de enero. No queremos, como en Escocia, que tengamos entre un 25 y un 30% de cuidadores que no podrían trabajar porque todos estarían en contacto y por tanto en cuarentena", ha explicado Véran a France Inter, donde ha confirmado la existencia de "varios brotes de hospitalizados por la variante ómicron, particularmente en la región de París".

Hasta ahora, Francia ha registrado 240 casos de ómicron y se enfrenta a una quinta ola de contagios a pocos días de las fiestas de Navidad.