Diario Palentino
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Municipal

El Grupo Popular aprueba en solitario el último presupuesto de su mandato

Carlos H. Sanz - viernes, 5 de diciembre de 2014
- Foto: dp
Los Grupos Municipales del PSOE e IU coinciden en la crítica a la «pésima» gestión del contrato del servicio de transporte urbano y la «sumisión» del alcalde, Alfonso Polanco

El equipo de Gobierno de Alfonso Polanco aprobó ayer en solitario su último Presupuesto de legislatura, que finalmente asciende a 71.487.880,74 euros, a los que hay que sumar otros 5.277.403,35 del Patronato Municipal de Deportes. Aprobó también las Ordenanzas Fiscales que regirán en la ciudad el próximo año, y para las que solo obtuvo el apoyo del PSOE IU en la bajada de precios de algunas tasas del PMD, donde IU -que sí apoyo las tasas de carteleres, dominio público y utilización de depedencias municipales- se abstuvo.
Esta es la síntesis del pleno extraordinario celebrado ayer que, como todo pleno de Presupuestos y Ordenanzas de final de una legislatura, sirvió tanto para defender -o criticar- la propuesta del equipo de Gobierno como para hacer balance de lo realizado.
«Hemos llegado al final con bastante dignidad». Las palabras del concejal de Hacienda, Isidoro Fernández Navas, saldan la respuesta del Grupo Popular a un mandato «muy difícil». 
Ahora que parece abrirse el cielo tras la tormenta de la crisis -el presupuesto recoge una mejora en los ingresos por actividad económica-, llega el final de la legislatura. Habrá quien piense que es injusto, pero para el edil de Hacienda, la satisfacción está en haber logrado «enderezar la complicada situación económica» en la que se encontró el Ayuntamiento en 2011. 
Fernández Navas defendió su último presupuesto, pese a reconocer la caída en la inversión, porque «mejora los servicios municipales y de los ciudadanos». «Suficiente, partiendo de dónde hemos venido», sostuvo. Quizá por ese motivo, tomó las críticas del PSOE y de IU con cierto estoicismo. «No podíamos seguir presupuestando lo que ustedes presupuestaban», explicó al PSOE, «debíamos ajustar los gastos a los ingresos».
«Cuando entramos en 2011, con una situación difícil, realizamos un diagnóstico y los resultados avalan que lo hicimos bien», aseveró. «Hemos puesto las bases de una justicia fiscal y tributaria para que quien tome el relevo a partir de mayo pueda darle continuidad», añadió el edil. 
PSOe: del halago al reproche. El concejal del Partido Socialista, Julio López, sorprendió a todos alabando la gestión de Isidoro Fernández Navas al frente de la Concejalía de Hacienda: «La situación del Ayuntamiento hoy es mejor que en 2011, y eso que entonces ya era la mejor».
No había doble sentido. López -que más tarde sería tildado de «pelota» por el alcalde- achacó esa situación a la «buena gestión en materia financiera».
Sin embargo, los halagos para con el edil de Hacienda se convirtieron en reproches para el resto del equipo de Gobierno del PP «por su muy mala gestión» y, en particular, para el alcalde capitalino, por su «sumisión absoluta».
El ejemplo de esa «mala gestión» que utilizó Julio López fue el contrato de transporte urbano -algo en lo que coincidió con IU-, que tildó de «disparate», «despropósito» o «sainete». «Hace cuatro años el servicio funcionaba y ahora no», sentenció el edil con un ojo puesto en la concejala de Tráfico, Paloma Rivero Ortega.
López fue mucho más incisivo en su crítica a la «sumisión absoluta de Alfonso Polanco», al que echó en cara que «el único Ayuntamiento que no recibe ni un euro de la Junta y el Gobierno para el Presupuesto del año que viene es el de Palencia».
El alcalde de la capital solo intervino una vez en el pleno y fue para contestar, visiblemente molesto, a Julio López en varias cuestiones: «No me ha hecho falta ir a la Junta para mejorar la Piscina de Eras de Santa Marina o el Mercado de Abastos. Ni para avanzar en el nuevo hospital, lograr la apertura de la antigua cárcel, la llegada del AVE a la ciudad de Palencia, dar solución a la locura y engaño de la antigua Tejera», fue la primera. 
El Partido Socialista atacó también el Plan de Inversiones de 2015 por ser «el más bajo de este siglo», y la escasa ejecución de los presupuestos del PP: «28 millones en cuatro años frente a los 82 de la última legislatura socialista». «Por cada millón, no se han creado 25 puestos de trabajo», sentenció Julio López. 
Asimismo, reclamó un Plan de Empleo propio ejecutado a través de convocatorias públicas para Asociaciones de Vecinos, asociaciones sin ánimo del lucro o empresas privadas. López puso el ejemplo de Soria, donde «con una partida de 150.000 euros para los colectivos vecinales, se crearon 25 puestos de trabajo el año pasado; con 183.000 euros para ONG, se lograron otros 42, y se destinaron otros 150.000 euros a incentivos de empresas privadas».
IU: Una ciudad «que languidece». Para Izquierda Unida, el Presupuesto de 2015 es un síntoma de que «la ciudad va languideciendo». Juan Gascón también echó en cara al Ejecutivo de Alfonso Polanco que «no ha conseguido implicar a otras Administraciones».
Para Gascón, dos paradigmas de esta afirmación son la antigua cárcel y el servicio de transporte urbano. El alcalde insistiría más tarde en que las obras del primero comenzarán este mes.
IU fue especialmente crítico en la gestión del nuevo contrato de transporte urbano. «Es indefendible. Se ha gestionado mal y no se ha sabido llevar a término. Los datos son muy claros: 90.000 usuarios menos y 500.000 euros más para que circulen dos autobuses menos», criticó Juan Gascón.
Por otra parte, la coalición reclamó que el Plan de Empleo tenga en cuenta a los jóvenes, «porque su situación es sangrante no solo por el índice de desempleo sino porque se tienen que ir».
La réplica del concejal de Hacienda. El concejal de Hacienda contestó que la propuesta socialista de vincular el Plan de Empleo a las Asociaciones de Vecinos «está más cerca de la ocurrencia que de la viabilidad jurídica», pero aceptó estudiarla.
Sin defender directamente también la gestión del contrato de transporte urbano, sí invitó a una reflexión: «Si los ciudadanos creen que en una ciudad como Palencia, con las distancias que hay, el Ayuntamiento tiene que aportar dos millones de euros para ver algunos itinerarios con el autobús vacío... allá ellos. Pero a mí me duele porque siento lo que cuesta ingresar y el gasto debería cuidarse mucho más».
Un inciso. El alcalde, Alfonso Polanco, fue más vehemente en la defensa de la gestión de su equipo de este contrato. «Se han tomado decisiones valientes para modernizar el servicio», sostuvo. Además, aseveró que no es cierto que todos los usuarios están a disgusto: «Pregunte a los jóvenes que usan el Wi-Fi en el autobús o a los usuarios de los nuevos destinos como La Lanera».
Fernández Navas echó un capote al primer edil en las críticas de la oposición por su supuesta sumisión. «Si yo fuese Juan Vicente Herrera no hubiera esperado a que el alcalde de Palencia me pidiese una cita, le hubiera llamado hace tiempo porque es el alcalde con más respaldo en la historia de la democracia y tiene la obligación de recibirle y darle cariño», sostuvo.
También recordó a Julio López que en 2010, cuando ya había problemas de paro, le recriminó a la entonces portavoz del Grupo Popular, Celinda Sánchez, que «era la Junta de Castilla y León la que tenía las competencias de empleo y que no cabía un Plan de Empleo Municipal». «Hay que ser coherente», le espetó.
Las ordenanzas fiscales. Respecto a las Ordenanzas Fiscales, Isidoro Fernández Navas dio por logrado el reto de que Palencia siga disfrutando de una fiscalidad baja. Así, argumentó que mientras en 2012 y 2013 la acción del equipo de Gobierno buscó paliar la diferencia entre lo que cuesta prestar un servicio y lo que se cobra a los ciudadanos, en 2013 y 2014 se apostó por «la congelación fiscal, la ampliación de beneficios y la reducción de algunas tarifas».
«Podemos asegurar que Palencia tiene una de las fiscalidades más bajas de España y hemos cumplido con las promesas hechas al principio de la legislatura», sentenció Fernández Navas.
Los compromisos a los que se refiere el edil de Hacienda son la limitación del incremento de los impuestos y tasas en un punto menos respecto al incremento medio del PSOE en los 12 años; y la limitación del incremento máximo del Impuesto de Bienes Inmuebles a un 2% menos que el incremento de los Gobiernos de Heliodoro Gallego (PSOE) en los últimos 8 años.
EL PSOE mira al escenario general. La oposición, sin embargo, cree que se pueden poner peros a esta gestión. El concejal del Partido Socialista, Julio López, llevó la crítica a las Ordenanzas al escenario general. No escudriñó cada uno de los impuestos y tasas sino que centró su análisis en el momento y situación de la sociedad palentina en el que se aplicarán. Así, en opinión del PSOE, la herramienta fiscal está bien diseñada pero no sirve para la tarea que debe acometer el Ayuntamiento. «El PP ha subido la presión fiscal en un escenario en el que los ciudadanos están más ahogados que nunca», dijo.
Julio López señaló que, congelar los impuestos y tasas está bien pero hacerlo con IPC negativo (-0,6% en lo que va de año) «no tiene mucho mérito». El edil destacó que el incremento acumulado de la presión fiscal durante la legislatura de Alfonso Polanco ha sido del 7,32%, casi el doble que la inflación (4%). 
Además, criticó la subida del 10% en el IBI por mandato del Gobierno de España; y que, aunque las tasas se han mantenido durante los dos últimos años, «muchas de ellas como el agua o el transporte urbano subieron al principio por encima del 10%».
López criticó que el esfuerzo al que el PPha sometido a los ciudadanos «no se ha visto recompensado». Echó en cara al equipo de Gobierno no haber tenido en cuenta en sus Ordenanzas «la creación de empleo y el apoyo a las familias que peor lo están pasando», mientras otras capitales de provincia sí lo han hecho.
El edil socialista puso el ejemplo de Zamora, «donde la tasa de recogida de basura incluye bonificaciones para parados de larga duración (12 meses); o el Impuesto de Bienes Inmuebles incluye una bonificación de hasta el 50% para aquellas empresas que creen empleo». También Burgos, donde tienen derecho a tarifa reducida en el transporte urbano aquellos desempleados y trabajadores con ingresos por debajo de 1,3 veces el Iprem.
López recriminó al Partido Popular su interpretación de la ley de forma restrictiva -Fernández Navas esgrimió el informe de los servicios jurídicos que declara ilegales dichas bonificaciones- para no aplicar estas bonificaciones cuando «el 10% de las familias palentinas tiene a todos sus miembros en paro y Palencia lidera el crecimiento del paro en las capitales de Castilla y León».
IU: más justicia social y ecológica. Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Juan Gascón, aseguró que las Ordenanzas Fiscales «muestran el fracaso de la política del equipo de Gobierno de Alfonso Polanco de hacer más con menos». También abogó por «una mayor justicia social y redistribución de la riqueza» y reclamó para el documento fiscal una vis «ecológica» de la que, en su opinión, carece. 
Así las cosas, el edil de IU defendió medidas como el incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles para las viviendas vacías o un recargo mayor en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica para aquellos turismos de mayor cilindrada. 
«La perspectiva ecológica se traduce en que quien consuma más o genere más residuos, debe pagar una tasa más ajustada», explicó Gascón, que recriminó al equipo de Gobierno no haber sacado adelante la modificación de la Ordenanza de Recgida de Basuras. «Parece que se es sumiso a lo que opinan los grandes bancos y las grandes empresas», sostuvo el munícipe. 
IU tambíen acusó al equipo de Gobierno de no ser fiel a sus reglas de juego. Gascón puso como ejemplo los precios públicos del Patronato de Deportes: «Algunas de las tasas se reducen ahora, pero hace dos años ustedes las subieron argumentando que había que justificar gastos e ingresos». 
Junto a la defensa de esos principios de justicia fiscal y social, Izquierda Unida se mantuvo fiel a su histórica reclamación de municipalización de servicios. En esta ocasión utilizó como argumento la educación infantil y criticó la permisividad del Ayuntamiento para con «las lamentables actuaciones que las empresas adjudicatarias hacen sobre sus trabajadores». 
«el síndrome de la coleta». En respuesta a estas críticas, Isidoro Fernández Navas insistió en que la gran mayoría de las reclamaciones planteadas por la oposición «no son acordes con la legislación». «Sé que viene una ola con el síndrome de la coleta, pero no se puede hacer demagogia, hay que ser rigurosos», aseveró.
Fernández Navas dijo estar de acuerdo con un gravamen para los pisos vacíos, tal y como exige IU, pero recordó que ese Grupo Municipal rechazó un incremento indirecto a través de la cuota fija de alcantarillado y depuración. Además, manifestó que es necesario definir qué se entiende por «vivienda vacía» antes de dar cualquier paso.
Desveló que el estudio sobre la Ordenanza de la Recogida de Basuras «está hecho» y que «quedará para que en la próxima legislatura se aplique si quiere el partido que gobierne». 
El concejal defendió el informe jurídico que, tal y como se ha citado antes, asevera que las bonificaciones planteadas por el PSOE no se acogen a la legalidad. «No sé lo que hacen otros ayuntamientos, pero sé lo que aquí tenemos que hacer y a lo que debemos atender, no se trata solo de quedar bien con los ciudadanos».
Finalmente, envió un mensaje: «Me gustaría escuchar a la oposición que  si gobiernan en la próxima legislatura aplicarán todas las medidas que proponen», retó Fernández Navas, sobre todo a Julio López, al que acusó de poner como ejemplo a otras capitales obviando que Burgos y Zamora tienen, por ejemplo, un transporte urbano o tarifas de la ORA mucho más caros.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  dp
- Foto: dp
La tira: 05/12/14 Iván Huerta
La tira: 05/12/14 - Foto: Iván Huerta
Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD