Diario Palentino
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

20 de septiembre de 2018

"Al subir a escena se me quitan todos los problemas"

Alberto Infante - sábado, 1 de septiembre de 2018
"Al subir a escena se me quitan todos los problemas" - Foto: RUEDA VILLAVERDE
Concha Velasco: Su obra de teatro, "El funeral" se podrá disfrutar hoy a las 20,30 horas y mañana a las 19 horas

Hablemos del argumento de la obra. ¿Qué puede adelantarnos?

No puedo adelantar mucho al ser una comedia sobrenatural. Lo que sí puedo decir es que se trata de un funeral de una actriz celebrity, Lucrecia Conti que esta retirada, mayor, olvidada y fracasada. Que hace tiempo fue famosa y además es rica. Obliga a sus nietas a que organicen un funeral en un teatro pues si no las deshereda. Hasta que llega el momento en el funeral que aparece el fantasma de la fallecida. Desde luego, la función es muy divertida, nada trascendente y es una obra como dice el director, mi hijo Manuel: «Está en la línea de Los Cazafantasmas, Aterriza como puedas, El jovencito Frankestein...». Esa línea de humor que puede tener algo personal ya que a mí me habría encantado hacer El Fantasma de la Ópera o Sunset Boulevard, pero al interpretar el personaje de Lucrecia como fantasma es una mezcla de todo. Cabe decir que de entre todas las obras que he hecho a lo largo de mi vida quizás este personaje es el que menos tiene que ver conmigo. Tampoco lo tenía que ver Reina Juana, con la que estuve en Palencia en mi última visita, pero quería realizar una comedia; por eso le pedí a mi hijo que me escribiera esta función con la que me lo paso tan bien como los espectadores. El único problema es que, a veces, me hace tanta gracia como a ellos y me tengo que contener  porque un fantasma no se puede reir. Me lo pasó tan bien cada día que tengo que realizar una función, que se me quitan todos los problemas habidos y por haber en cuanto subo al escenario a actuar.  

¿El personaje de Lucrecia se ha inspirado de alguna forma en la persona de Concha?

Tiene cosas, que se llame Lucrecia por ejemplo porque cuando yo era bailarina de ballet clásico mi nombre artístico era Lucrecia Velbar, un antiguo apodo de mi familia de Valladolid y eran todos maestros o matemáticos que no les hacía gracia que fuera artista, pues yo como bailarina de ballet clásico, gané una beca para estudiar ballet en Inglaterra y empecé a usar ese nombre. Puede tener cosas nuestras tanto de mi hijo como mías, por ejemplo en la forma de hablar en algunos detalles y cosas así. Cabe recalcar que este personaje me ha dado la oportunidad de hacer lo que muchas veces he dicho que deseo hacer de mayor, que me gustaría ser abuela y fantasma, bueno pues abuela ya soy y fantasma se podría decir que también.

¿Se puede extraer algún mensaje al mezclar la comedia con la muerte?

Pues sí. ¡Que más vale morirse de risa! Cuando yo ya tengo 78 años veo la muerte ya con una serenidad y una tranquilidad junto con un sentido del humor que me está ayudando mucho; por eso le pedí a mi hijo que escribiera esta función hace mucho tiempo. Era un corto para micro teatro y le solicite que la escribiera para un teatro grande porque quería enfrentar al terror que tengo yo a la muerte ya que la veo cada vez más cerquita pues así me moriré de risa.  

La obra fue escrita por su hijo, Manuel Velasco, a petición suya. ¿Qué vio en obra para solicitar está en vez de otra?

Me divertía mucho y era una obra inteligente a lo que hay que sumar que me encanta como escribe mi hijo. Que a pesar de que siempre liado en sus películas dramáticas, hizo el hueco para la petición que le hizo su madre. Acabamos de terminar un corto dedicado a la osteoporosis pero tiene un gran sentido del humor a pesar de ser serio personalmente lo que no quita que sea muy gracioso a la hora de escribir. Se la presentamos a Jesús Cimarro cuando estaba a punto de finalizar Reina Juana y aceptó para estrenarla en Valladolid y desde marzo no ha tenido más que éxito allá donde vamos.

Madre e hijo trabajan juntos por primera vez en una gran obra de teatro. ¿Cómo se lleva el hecho de que el hijo dirija sobre las tablas a su veterana madre?

Pues se lleva muy bien porque es muy estricto y lo hace fenomenal. Si yo no creyera en ello, no habría permitido que me dirigiera. He trabajado de productora con grandes directores como Miguel Narros o el último que ha sido Gerardo Vera en Reina Juana. La única diferencia es que conmigo es más estricto que con los demás actores y no me pasa una.

Entonces, ¿alguna vez el trabajo ha llegado a casa?

Procuramos que no, bastante tuvimos en mi época de productora con Paco Marsó que en paz descanse, que era horrible porque continuamente nos llevábamos el trabajo a casa. Además, tenemos un nieto ahora, Samuel, al que Manuel quiere como si fuera su propio hijo y de lo que hablamos en casa es de él, que es lo importante.

Antonio Resines es sustituido por Jorge Sanz debido a una baja médica, ¿volveremos a ver próximamente a este en el papel de manager?  

Así es y debo decir que lo hace divinamente y se ha adaptado la obra para él porque estaba escrita para Resines, que es uno de los grandes amores tanto de la vida de Manuel como de la mía. Pero le operaron y no quedo bien así que le tienen que operar otra vez. Debido a esto, tras actuar en Palencia, Resines no puede volver así que lo hará Jordi Rebellón porque Sanz estrena otra obra con la que está comprometido de Agatha Christie. Nos ha hecho un enorme favor y en la función esta reluciente y divertido. Ahora, Jordi Rebellón se está preparando y en plenos ensayos, lo hará de forma maravillosa y Jorge Sanz le doy las gracias por habernos hecho este favor.

¿Qué representa para usted siendo vallisoletana actuar para su eterna rival, la ciudad palentina?

Palencia es una ciudad que me encanta, es la gran desconocida de Castilla porque siempre hablamos de Valladolid, de Zamora o Salamanca. Yo tengo familia en Osorno, mi tía es de allí así que cada vez que voy a Palencia es como si estuviera en Valladolid también porque tengo mucha familia, pero vamos, tampoco quiero ser pelota en ese sentido porque Palencia por sí misma es una ciudad que se merece que hablemos de ella como la hermosa ciudad que es.

Ha señalado para otros medios que esta es una buena obra para despedirse de los escenarios. ¿Piensa retirarse cuando finalice la gira de esta en 2020?

Yo tengo un contrato firmado por dos años mientras se llegue. Los contratos del espectáculo valen hasta cierto punto porque aquí si estamos todos de paso pero en esta profesión más. El día que no sea rentable y no llenemos pues nos iremos a nuestras casas porque los que nos dedicamos al mundo del espectáculo dependemos del espectador. Y mientras tenga la cabeza tan bien puesta como la tengo, ya pueden dolerme un poco las articulaciones que yo seguiré en escena. Siempre que se llene el teatro, sino somos rentables nos iremos a nuestras casas, este trabajo es así. 


Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol