Una velada de foto

Carlos H. Sanz - martes, 5 de febrero de 2019
Una velada de foto - Foto: ENRIQUE ESCANDELL
Mirta Rojo cumplió con éxito uno de los trabajos que más ha disfrutado de su carrera como fotógrafa

«Ha sido una de las veces en las que más he disfrutado con mi trabajo. Un 10. Fue una locura pero me estoy muy satisfecha y estoy orgullosa de mi trabajo». Este es el balance que la fotógrafa Mirta Rojo hace de su paso por la gala de Los Goya, donde el pasado sábado fue la encargada de fotografiar a los ganadores e invitados de los premios del cine español para la cuenta oficial en Instagram de la Academia de Cine (@academiadecine).
Durante las más de tres horas que duró la gala pasaron por delante del objetivo de Mirta Rojo Rossy de Palma, Loles León, José Coronado, Andreu Buenafuente, Silvia Abril, Antonio de la Torre, Eduard Fernández, Belén Rueda, Susi Sánchez, María León... En total 44 fotografías publicadas de entre las 160 seleccionadas y los 1.821  disparos realizados.
Una velada de foto pero también de mucho trabajo que, sin duda, ha merecido la pena para esta profesional de la imagen que, pese a su juventud -tiene 33 años- es una de las retratistas de referencia de las revistas de moda.
«Llegamos el sábado por la mañana a Sevilla y a las 16,40 horas ya estábamos en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla para montar el set, las luces, realizar mediciones y preajustes», detalla Mirta Rojo, quien apostó por la idea de colocar a los protagonistas de la gala entre bustos, peanas y, telas, una escenografía que ha sido muy aplaudida.
«Como iba a ser la primera mujer en fotografiar Los Goya, se me ocurrió la idea de un bodegón con bustos de mujeres, ya que la estatuílla es también un busto del pintor, con peanas de distintas alturas para que fuese más estético», relata Mirta Rojo, que reconoce que quiso «realzar todavía más el papel de la mujeres, ya que en esta edición han destacado».
«Estábamos en un set justo al lado del escenario, y eran los aplausos, los gritos y la euforia que se escuchaba en el pasillo los que nos anunciaban que llegaba un ganador», explica esta fotógrafa, que resalta que todo era muy rápido. «Me presentaba, les enseñaba el set y les situaba para que posasen ante la cámara», recuerda.  
De todos los que pasaron por el set, entre ganadores y presentadores, a Mirta Rojo le hizo especial ilusión reencontrarse con Belén Rueda, con quien trabajó en un rodaje en Uganda. «Fue muy simpática, al igual que otras actrices, como Juana Acosta. También me encantó Eduardo Casanova, porque cuando entró al set alucinó», rememora. «Este set es muy yo, quiero todas la fotos porque estoy alucinando», le dijo a la fotógrafa.
Y aunque el que aparece más serio en las fotos es el director Pedro Almodóvar, Mirta asegura que fue encantador. «Le pedí que, por favor, se quitase las gafas -padece fotosensibilidad- para un tener al menos una foto. No sabía qué me iba a decir pero fue muy amable y pude hacerla», comenta.
«En general, todos fueron muy simpáticos y majos. Hay que tener en cuenta que era un día de fiesta y todos estaban de buen humor», añade. Eso sí, al final no pudo fotografiar ni a Maribel Verdú ni a Penélope Cruz ni a Elena Anaya ni a Rosalía como deseaba. Quizá el próximo año.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD