Diario Palentino
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

«Ha sido una temporada de reivindicación"

JORGE CANCHO - domingo, 14 de octubre de 2018
«Ha sido una temporada de reivindicación" - Foto: Óscar Navarro
Con tan solo 18 años, Francisco de Manuel ha sabido posicionarse entre los primeros del escalafón novilleril, a base de apostar fuerte y lograr triunfos tan importantes como los de Madrid, Pamplona, Mont de Marsan o de Villaseca de la Sagra

Si le digo que la temporada que acaba de finalizar ha sido la de su consagración como figura novilleril no estaría faltando a la verdad
Así es, la verdad es que ha sido la temporada de mi reivindicación que me ha servido para que mi nombre comenzara a sonar en el mundo taurino, posicionarme en los primeros puestos del escalafón y tacharme de figura novilleril.

 

Dicen que en los toros las prisas nunca han sido buenas, sin embargo en su caso todo está yendo más que rápido, meteórico...
Es cierto, tengo que reconocer que así está siendo. Las cosas de momento están surgiendo deprisa, pero soy de los que siempre he pensado que hay que saber aprovechar el momento y saberte subir al tren cuando pasa. 

 

Lo que está claro es que le gusta apostar fuerte. Ahí está ese inicio de temporada en Madrid con tan solo 6 novilladas a sus espaldas
Mis primeras dos novilladas del año fueron en Madrid, la de mi presentación y la siguiente 25 días después en San Isidro. Pero no fueron esas dos solo, ya que los dos siguientes paseíllos también fueron en plazas de primera. Por lo tanto, he de reconocer que sí que me gusta apostar fuerte.

 

De esas dos primeras tardes en Las Ventas, ¿con cuál se queda?
Quizá la segunda tuvo una mayor repercusión porque era dentro de San Isidro y el festejo fue televisado. Si bien, la tarde que me presentaba en Madrid también resultó muy importante al ser realmente cuando se empezó a hablar de mí, después de ser la auténtica sorpresa de la tarde. 

 

¿Qué le faltó para haber abierto la puerta grande: los aceros o quizá un poquito más de sensibilidad por parte del palco? 
La primera tarde, la culpa fue mía dado que al segundo novillo lo maté, pero tuve que usar el descabello sin demasiada suerte y aunque hubo petición entendí que no se me concediera la oreja. En cuanto a la novillada de San Isidro, creo que en mi segunda faena faltó un poquito más de rotundidad. Cierto es que el novillo tampoco lo permitió, si bien el público que siempre es soberano pidió de forma mayoritaria el trofeo, pero el presidente decidió no conceder la oreja, cosa que respeto. 
 

El 5 de julio celebraba su cumpleaños cortando dos orejas en Pamplona, ahí es nada…

Una plaza de primera importantísima, con dos novilleros que iban a tomar la alternativa meses después y que habían cortado una oreja esa tarde a uno de sus novillos. No me quedaba otro remedio que darlo todo en el que cerraba plaza para no quedarme atrás. Y vaya si lo conseguí, pues acabé desorejando a aquel animal. Una satisfacción enorme abrir la puerta grande en los sanfermines el día de mi cumpleaños . 

 

Podría decirse que festejó una doble mayoría de edad: en el plano personal y en el profesional...

Desde luego que sí. Creo que ese día fue el de mi consolidación ya que demostré que lo que venía haciendo con anterioridad no era producto de la casualidad, ni mucho menos. Creo que la mayoría de edad profesional también la conseguí en Pamplona.

 

Otro triunfo rotundo llegaba a los pocos días en Mont de Marsan, una plaza de primera importante donde las haya.

Era mi presentación con los del castoreño en Francia. Otra plaza más de primera que está entre las más importantes del país galo, con un cartel rodeado de novilleros franceses y en la que también salí a hombros con un sonado triunfo que igualmente resultó vital en mi trayectoria de la temporada. 

 

Si los principios fueron buenos, el final de temporada no le fue a la zaga: oreja en Santander, puerta grande en Colmenar, el alfarero de oro... 
Hubo triunfos importantes en julio, agosto y septiembre. Destacaría ese certamen de Villaseca de la Sagra tan importante para los novilleros, así como el de Arganda del Rey. En definitiva, creo que cada tarde he sabido dar la cara y he ido evolucionando a más .

 

Imagino que encantado con su apoderado  Carlos Aragón Cancela por el mucho campo que  le ha dado, entre otras cosas.
Siempre he dicho que con Carlos he visto la luz. Campo no me ha faltado, pero además es una persona que aporta mucho a un torero por cómo habla, cómo ve los fallos y cómo te los corrige. La verdad, se avanza mucho con él.  

 

Cerraba en Zaragoza la temporada con 24 novilladas que pudieron ser dos más de no haber sido por  lo de de Fuensalida...
De no ser por ese percance hubiera acabado con 26 festejos. Pese a todo, creo que el número de 24 novilladas no está nada mal ya que es una cifra muy importante para un recién llegado. Creo que ha sido una temporada tensa y buena.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD