Diario Palentino
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Saldaña

El hombre de 'La Olmeda'

Rubén Abad - domingo, 17 de abril de 2016
Una escultura guía a los turistas hacia 'La Casona'. - Foto: Rubén Abad
El "Centro de Interpretación" repasa la vida del descubridor y mecenas del yacimiento. Ha recibido 30.000 visitas en sus primeros tres años de vida

El 5 de julio de 1968 la historia cambió para siempre en nuestra provincia. Un territorio rico en patrimonio, máximo exponente a nivel mundial del Románico, que guardaba un gran secreto bajo las fértiles tierras de labranza de la comarca de La Vega. Un hallazgo fortuito que supondría un antes y un después en el desarrollo turístico de Palencia y colocaría en el mapa de la investigación del período clásico a un pequeño pueblo que ni de lejos se podría imaginar en aquellos años que se convertiría en un lugar de peregrinaje de expertos en el Imperio Romano, historiadores, aristócratas, investigadores y turistas de medio mundo.
Hablamos, como no, de la Villa Romana La Olmeda de Pedrosa de la Vega. Un yacimiento arqueológico de enormes dimensiones que fue descubierto por Javier Cortes, un saldañés muy querido por sus paisanos, que centró el resto de su vida en preservar, difundir y mimar los restos de lo que resultó ser una espléndida y lujosa mansión fechada en el siglo IV.
Un trabajo encomiable que quienes mejor le conocieron y le querían bien siempre agradecieron, al igual que sus allegados, que tuvieron buenas palabras para él por el enorme esfuerzo y su empeño por mantener la magnífica colección de mosaicos en el mismo lugar donde habían permanecido en el olvido durante siglos.
Una tarea a la que se dedicó en cuerpo y alma y que los vecinos de este rincón de la provincia recordarán eternamente. En agradecimiento a todo lo que hizo por su pueblo, y a modo de homenaje póstumo, el Ayuntamiento de Saldaña comenzó a trabajar a finales de 2012 en la creación del Centro de Interpretación Javier Cortes. El hombre de La Olmeda.
Una dotación municipal que se encuentra en la planta baja del histórico edificio de La Casona que fue cedida por el Consistorio y de cuyas obras se encargó el Grupo de Acción Local ADRI Páramos y Valles, que destinó 20.500 euros procedentes de la línea de ayudas que la Diputación Provincial entrega anualmente a las cuatro entidades de estas características.
Espacio que hoy cumple sus tres primeros años de vida desde su inauguración el 17 de abril de 2013 en un excelente estado de salud. Efeméride que coincide con el inicio de una nueva temporada en esta instalación en la que el viajero puede hacer un recorrido pormenorizado por la vida del descubridor, impulsor y mecenas de la VRO.

EN PRIMERA PERSONA. En el recorrido por los diferentes paneles que dan forma al Centro de Interpretación, el visitante puede adentrarse de lleno en su obra. Allí están expuestas decenas de cajas de Farias en las que conservaba los restos que iban apareciendo, las herramientas utilizadas, imágenes de las primeras excavaciones y fotografías de su casa de Saldaña, desde la que iba dando forma a los documentos que reflejaban lo que en La Olmeda iba encontrando.
Cuadernos de excavación, manuscritos y dibujos a mano alzada se pueden contemplar en esta dotación, en la que igualmente tienen cabida una ilustración a gran escala que recrea la villa y diferentes mosaicos que guardan gran similitud con los hallados en Pedrosa. También libros que ha escrito él o en los que ha colaborado.
Pero sin duda, lo que más llama la atención a los viajeros es el documental de aproximadamente quince minutos de duración sobre Javier Cortes y los primeros descubrimientos a finales de los años sesenta. Un vídeo en el que relata en primera persona los pormenores de los trabajos realizados a pie de campo, una tarea que despertó la curiosidad de cientos de palentinos de la época que se acercaban para contemplar este acontecimiento que rápido se transmitió de boca en boca.
«Un día, mientras labrábamos, aparecieron trocitos de piedra en forma de pequeños cubos de diversos colores. Detuvimos la labor y examinamos aquello detenidamente; no cabía duda, eran teselas, los pequeños fragmentos de piedra y vidrio que componen los mosaicos. Entonces adquirió significado un hecho que había pasado inadvertido, aquel lugar estaba más alto que lo que lo rodeaba, era como un altozano sobre el terreno circundante. Allí tenía que haber algo», explica el descubridor de viva voz.
De igual modo, relata cómo empezaron a cavar y pronto su azada se encontró con un piso plano. «Continuamos con gran cuidado raspando el suelo con espátulas y lavándolo con agua. Poco a poco un fragmento de mosaico de bellos colores y fantástico trazado apareció ante nosotros. Una gran sala se extendía bajo tierra a nuestros pies», añade.
 Asimismo, cuenta que realizaron una segunda cata a unos cuantos metros de la primera y se percataron de que el artesanado se prolongaba, pero en esta ocasión con un nuevo dibujo. Habían llegado a otra de las dependencias del palacio. Un largo trabajo que continuó durante varios años hasta que en 1980 decidió donar los restos romanos a la Diputación Provincial en un gesto de generosidad.
«El audiovisual se puede comprar por cinco euros. Además, incluye una filmación sobre las Fiestas Patronales en honor a la Virgen del Valle y otro del mercado semanal de los martes. Una cita comercial que tiene más de 500 años de historia, desde que el Duque de Infantado, Diego Hurtado de Mendoza, concediese este privilegio a la villa», explica la responsable del centro, Patricia Monés.

10.000 VISITAS ANUALES. La historia de La Olmeda y de Javier Cortes encandilan a quienes la conocen. Así lo demuestra el número de visitas que recibe cada año esta instalación, por la que pasan de media unas 10.000 personas(cerca de 30.000 en este primer trienio de andadura) procedentes de varios puntos de la geografía nacional y también del extranjero. Unos excelentes resultados que se han mantenido en el tiempo y que son testigo de que la figura de este saldañés ilustre ha calado hondo entre los turistas que se decantan por nuestro territorio para sus escapadas.
El grueso de viajeros se recibe durante la segunda quincena de julio y la primera de agosto. La mayoría de ellos procede de Madrid y el País Vasco y, entre los internacionales, sobresalen los franceses (26 por ciento), seguidos de ingleses (14) y alemanes (13). El 90 por ciento de ellos acude después de visitar el yacimiento de Pedrosa y el resto lo hacen llamados por el imponente edificio en el que se esconde este complejo museístico: un palacete del siglo XVII de estilo Renacentista Castellano.
«Lo que más sorprende a la gente que se acerca a conocer las instalaciones son las cajas de Farias y las novelas de Estefanía. Javier era un gran lector y devoraba todo libro que pasaba por sus manos, pero tenía predilección por los que tenían temática del Oeste», confiesa Monés.

UN GRAN EMBAJADOR. Cortes ha sido el mejor embajador de Saldaña en los últimos años. Su esfuerzo y tesón le han convertido en un vecino que pasará a la historia de la villa como una persona que dio todo lo que estaba a su alcance por el pueblo que le vio crecer.
Y lo hizo de tú a tú. Un cariño que se ganó a pulso día a día, en el parque, la cafetería o la Plaza Mayor, donde compartía largas conversaciones con sus paisanos más longevos, con quienes debatía sobre lo humano y lo divino. Siempre con los pies en la tierra, pero con miras de futuro para su domus.
«Era un hombre sencillo, todos le recordamos por su honestidad y por lo que hizo por este municipio y su comarca de manera desinteresada, sin esperar recibir nada a cambio», apunta la concejala de Cultura, Ana Franco.
Un espíritu emprendedor que el Ayuntamiento quiere mantener vivo en este Centro de Interpretación y mediante el Premio Cultural que lleva su nombre con el que el Consistorio norteño reconoce la labor de diferentes empresas, colectivos y personas en pro de la difusión de estos valores en nuestra provincia.
Gracias a lo que Cortes consiguió, el municipio cabecera de la comarca de La Vega se ha visto beneficiado enormemente por su legado. Lo han hecho sobre todo los negocios de restauración y los comercios, que a sus clientes habituales suman los viajeros que se acercan hasta este rincón repleto de historia.
Pero el equipo de Gobierno no quiere que la cosa acabe ahí. Por este motivo está trabajando a fondo en promocionar la localidad y todas las posibilidades que ésta ofrece al turista. Así lo pone de manifiesto la edil, que reconoce que uno de los asuntos de los que se están ocupando «es conseguir que la gente no solo venga de paso, sino que nos conozca más detenidamente, duerma en nuestros hoteles, disfrute de la excelente gastronomía en nuestros restaurantes y consuma en los comercios tradicionales. Negocios donde tienen una gran variedad de ofertas para saldañeses y foráneos».

CONDECORACIONES. Entre los cientos de objetos que se pueden observar en la dotación destacan los numerosos premios, condecoraciones y placas conmemorativas que recibió en vida otorgados por  la Diputación de Palencia, el Ayuntamiento de la capital o la Asociación de Pilotos Aviadores Veteranos de España, por citar algunos ejemplos.
Un largo listado de distinciones al que se une la Medalla de Oro de las Bellas Artes a título póstumo, el máximo galardón que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Un reconocimiento que se hizo oficial el pasado mes de enero con lo colocación de sendas placas en el vestíbulo de la VRO y en el Museo Monográfico de La Olmeda.
Acto al que asistieron diferentes personalidades de la vida pública entre los que se encontraban el ministro de Cultura en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, y la presidenta de la Diputación Provincial, Ángeles Armisén, amén de familiares, compañeros de trabajo, empleados de la villa y amigos de Cortes.
Homenaje en el que el ministro reconoció «la labor de quienes, como Javier, llevaron a cabo la admirable tarea del fomento, desarrollo y difusión de este rincón de la provincia». Asimismo, hizo público su deseo que el acto en su memoria «sirva de buen acicate para que mucha más gente venga a la Villa Romana La Olmeda y contribuya también a acrecentar el turismo en Palencia».

 

 

Un espacio en el que dejarse sorprender por los atractivos turísticos de La Vega

El Centro de Interpretación Javier Cortes. El hombre de La Olmeda también funciona como Oficina Municipal de Turismo, desde donde se ofrece todo tipo de información a los viajeros sobre las bondades de Saldaña y el resto de municipios del entorno. Se ha convertido, por tanto, en un lugar de referencia en el que los visitantes se dejan sorprender por los atractivos turísticos de La Vega, donde se conjuga a la perfección la historia con la naturaleza.
Quienes se acercan hasta este lugar están abierto a todo tipo de propuestas. Así lo explica la encargada de la instalación, Patricia Monés, quien asegura que los turistas «ya no vienen como hace años con una idea preconcebida de qué monumentos pueden visitar y cuáles son las actividades complementarias que pueden realizar, se dejan aconsejar por nosotros y eso enriquece mucho más su paso por tierras palentinas».
Cabe destacar, además, que en este edificio que se levanta a tan solo unos pocos metros del Museo Monográfico de La Olmeda, en la iglesia de San Pedro, los foráneos también pueden contemplar diferentes exposiciones que se programan mensualmente en la primera planta del inmueble.
El horario de atención al público de la dotación municipal es de martes a sábados de 10,30 a 14  y de 16 a 19,15 horas. Los domingos solo abre por la mañana y los lunes permanece cerrado todo el día por descanso del personal.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Una imagen a tamaño natural da la bienvenida al visitante. Rubén Abad
Una imagen a tamaño natural da la bienvenida al visitante. - Foto: Rubén Abad
En una vitrina se guardan algunas de las condecoraciones que ha recibido. Rubén Abad
En una vitrina se guardan algunas de las condecoraciones que ha recibido. - Foto: Rubén Abad
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario Palentino digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol