Diario Palentino
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de mayo de 2018
Local
Construcción

"Aecopa" insta a elegir empresas que ofrezcan garantías en las obras y reformas

Carlos h. SANZ / Palencia - viernes, 3 de septiembre de 2010
En los últimos días se ha "buzoneado" un díptico con los requisitos que deben cumplir

«Si la empresa no cumple todos los requisitos... puedes tener complicaciones». Éste es el avisto que reza en la portada de un díptico que la Asociación de Empresarios de la Construcción e Industrias Afines de Palencia (Aecopa) ha buzoneado en las últimas semanas en la ciudad.

Un documento informativo invita a los palentinos a que si tienen que realizar obras y reformas en sus domicilios los hagan «con seguridad y garantía». Una campaña en la que también colabora la Confederación Castellano Leonesa de la Construcción.

El objetivo de esta campaña informativa no es otro que el de «ahorrar problemas» mediante la contratación con garantías y seguridad» de profesionales del sector.

«En cualquiera de sus obras, reformas o rehabilitaciones, ahórrese problemas y contrate con garantía y seguridad, esto le ayudará a evitar fraudes y perjuicios que le pueden ocasionar muchas molestias», avisa el díptico de Aecopa.

La mejor forma de hacerlo es que «cuando contrate una obra debe asegurarse de que la empresa que va a realizarla cumple con todos los requisitos legales vigentes».

La Asociación de Empresarios de la Construcción e Industrias Afines de Palencia enumera al menos seis requisitos a tener en cuenta.

La primera de todas es que la empresa que se elija para realizar una reforma debe «estar al corriente de las obligaciones administrativas».

«Estar legalmente constituida y al corriente de sus obligaciones fiscales y tributarias» es otra de las condiciones que Aecopa considera indispensables.

Respecto a la seguridad, la Asociación invita a los palentinos a que sólo se contrate a firmas que cumplan «con lo exigido por la normativa en Seguridad Social» y, además, que tengan adaptada la empresa y sus trabajadores a las obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales».

La dos condiciones restantes tienen que ver con que la empresa tenga contratados seguros. Uno, al menos, que cubra los prejuicios que durante el desarrollo de la obra se puedan ocasionar a terceros. Y otro que, en su caso, responsan de los desperfectos de obra.

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción e Industrias Afines de Palencia, Gabriel Rubí, explicó ayer a Diario Palentino que paralelamente, con esta campaña se busca también acabar con el intrusismo profesional que existe en el sector.

Éste se pone de manifiesto en muchas obras menores que se realizan en viviendas, ya sean pisos o unifamiliares o comunidades de vecinos.

un eje de futuro. Para la Confederación Nacional de Organizaciones Empresariales, las actividades ligadas a la reforma y a la rehabilitación son «una oportunidad para lograr paliar, a corto plazo, las consecuencias de la caída del subsector de la edificación».

Pero no sólo eso. El sector de la construcción considera que puede «sentar las bases para una economía sostenible de la actividad constructiva de reforma y rehabilitación».

«Debe ponerse de manifiesto que constituyen una práctica muy habitual en los países de nuestro entorno, aspecto al que sería deseable pudiéramos equipararnos», se asegura en un informe realizado por la Confederación Nacional de Organizaciones Empresariales sobre esta cuestión.

Valores sociales. Entre otras, puede impulsar trabajos de mayor valor añadido, que incorporan un mayor grado de tecnología e innovación, ayudando a mejorar la productividad del sector. Además, fomentaría la creación de nuevos e importantes yacimientos de empleo.

APUESTAS

Valores energéticos. Su desarrollo incentivaría la utilización de materiales, equipamientos y sistemas que incrementen el aislamiento térmico y acústico de la edificación y consigan un menor consumo energético de los edificios y viviendas. Potenciaría el empleo de energías renovables y sistemas de generación de energía limpia para las distintas comunidades de vecinos.

Valores medioambientales. Disminuiría el consumo de agua potable, el energético y aumentaría la eficiencia energética. Así, se podría impulsar el cumplimiento de los compromisos de Kyoto.

Valores industriales. La reforma y rehabilitación fomentaría la aplicación de modelos de producción orientados al mercado y basados en criterios de mejora de la calidad y de respeto del Medio Ambiente.

Valores urbanos. Mejoraría la adecuación del entorno urbano a las demandas de la población y la creación de actividad económica, social y cultural en el núcleo urbano. Permitiría la reducción de costes de creación de suelo, infraestructuras y equipamientos. Se avanzaría hacia el cumplimiento de las directrices europeas de conservación de patrimonio y de la revitalización de los núcleos urbanos.

Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol