Diario Palentino
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de mayo de 2018
Local
Infraestructuras

Fomento rescindirá los contratos de cinco tramos del AVE y la A-73

Óscar Herrero - viernes, 23 de julio de 2010
LAV a Cantabria. Una vez finiquitadas las adjudicaciones provisionales valoradas en 163 millones, el Estado volverá a licitar las obras para dar cabida a la colaboración público-privada

El ministro de Fomento, José Blanco, ha hecho limpieza en los proyectos de su gabinete y rescindirá todos los contratos tambaleantes que tenía en la provincia de Palencia. Esto es, las dos adjudicaciones de la Autovía A-73 (Aguilar-Báscones de Valdivia y Báscones de Valdivia-Pedrosa de Valdelucio valoradas en 65 millones) y los tres contratos provisionales de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Palencia-Cantabria que fueron paralizados en mayo cuando ya tenían una empresa adjudicataria pero no se había cerrado el contrato de 163 millones de euros.

De hecho, Palencia es, junto a Burgos, la única provincia de Castilla y León que se verá afectada por el recorte del Ministerio de Fomento y en la que más tramos serán tocados (cinco), aunque con matices.

Unos matices que se refieren en exclusiva a la conexión de Alta Velocidad, ya que la A-73 fue ayer enterrada sin funeral al ser incluida sin observaciones en la lista de Blanco, que ayer compareció en la Comisión de Fomento.

Los usuarios de la N-627 entre Aguilar y Burgos deberán olvidarse, al menos durante unos años, de cubrir esta distancia en la vía de alta capacidad A-73. Fomento ha incluido en la poda dos de los cuatro tramos que están adjudicados a lo largo de todo el trazado. De hecho, sólo ha mantenido los dos de acceso a Burgos, desde Quintanaorduño a la BU-30. Y lo que no se sabe es cuándo volverá a salir a la palestra el resto de los tramos. Para entonces, habrá que volver a sacar a concurso estas obras.

Público-privada para el AVE. Las palabras de Miguel Ángel Revilla el miércoles anunciando que la LAV Palencia-Cantabria se financiaría de forma público-privada (dentro del Plan Extraordinario de Infraestructuras con 17.000 millones de presupuesto) se cumplieron ayer.

El Ministerio de Fomento anunció que los tres tramos adjudicados provisionalmente a comienzos de la primavera pasada (Palencia-Amusco, Amusco-Marcilla y Marcilla-Villaprovedo) serán pagados con esta fórmula que da cabida a las empresas y a los bancos dentro de los procesos constructivos. Esto es, se fía la consecución de esta infraestructura a la iniciativa privada tutelada desde el Estado.

Eso sí, como explicaron fuentes del Ministerio de Fomento a Diario Palentino los contratos provisionales de San José, OHL y Aldesa serán rescindidos. Además habrá que pagar indemnizaciones. Comenzará entonces un nuevo proceso de licitación de estos tres proyectos (a los que habrá que incluir en el futuro los de los tramos entre Villaprovedo y Reinosa).

¿Qué supone esto? Pues, entre otras cuestiones, un nuevo aplazamiento en el comienzo de la obra. Si el pasado año en octubre y noviembre se licitaron estos tres tramos, no fue hasta el mes de marzo cuando se hizo pública la primera adjudicación provisional. Por tanto, las obras podrían no comenzar hasta finales del invierno.

Los detalles más concretos se darán a conocer la semana próxima (lunes o miércoles) cuando el ministro de Fomento, José Blanco, se reúna con el presidente y la vicepresidenta de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y Dolores Gorostiaga, para tratar el futuro de la conexión Palencia-Cantabria. Los plazos, eso sí, según se han manifestado a lo largo de esta semana, indican que la LAV estará en Reinosa en 2015 o inicios de 2016.

Algo totalmente posible, ya que el ritmo de la construcción lo marcará entonces la empresa y la entidad financiera que la avale, y no el Ministerio de Fomento (que determinará el plazo máximo).

El Estado devolverá progresivamente y de acuerdo con los acuerdos fijados en la celebración del contrato, el dinero que haya costado la obra.

Reprogramación. En cuanto a la reprogramación de los plazos en el resto de los proyectos que siguen en marcha, el ministro de Fomento, en su intervención ante la Comisión sólo ha especificado que en toda España se verán afectados 112 proyectos de carreteras y 87 de ferrocarriles.

Puesto que en Palencia no hay ningún proyecto de carreteras en marcha (aparte de los erradicados ya) podría darse la situación de que alguno de los tramos de las LAV a León o a Burgos se vea afectado por este replanteamiento de los plazos que se traducirá en un retraso en la ejecución.

Pero esto es algo que Fomento tratará con cada una de las empresas implicadas.

ESTADO DE LA A-73

Poco se perderá de lo ya hecho en la A-73 entre Aguilar y Burgos. Tan sólo algunos trabajos de explanación en el tramo Báscones de Valdivia-Pedrosa, adjudicados a Ferrovial-Arranz Acinas. El resto, poco o nada.

Porque el otro tramo palentino y suprimido de esta infraestructura nació muerto hace ya más de un año. Poco antes de llegar Blanco al Ministerio de Fomento se adjudicó esta obra (Aguilar-Báscones) a la UTE Obras Subterráneas-Teconsa. Pero al poco tiempo la segunda presentó concurso de acreedores y la Unión Temporal quedó coja, por lo que desde entonces no se ha avanzado nada en la ejecución de este proyecto que tenía más de cuatro años de plazo de ejecución.

Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol