La reducción de velocidad a 90 afecta a 256 km palentinos

O. H. - martes, 1 de enero de 2019
La reducción de velocidad a 90 afecta a 256 km palentinos - Foto: Á“scar Navarro
El límite se impone en la P-12, N-120, N-611 y N-620, con alternativa por autovía, y en la CL-615, entrando en vigor el 1 de febrero

Lo propuso Pere Navarro cuando fue el Director General de Tráfico de José Luis Rodríguez Zapatero; lo anunciaron los responsables de la seguridad de la circulación de los gobiernos del PP, María Seguí y Gregorio Serrano, y finalmente la rueda llegó al punto de inicio y será con Pere Navarro con quien, el 1 de febrero, la reducción de velocidad de las carreteras convencionales, aprobada el pasado viernes en el Consejo de Ministros, sea real.
Ese aminoramiento de 100 a 90km/h de velocidad máxima genérica para turismos y motocicletas atañe a 256 kilómetros de la red de carreteras convencionales de Palencia, aunque donde más se notará será en la CL-615 (Palencia-Guardo). De hecho, es la carretera convencional que más circulación soporta, con una media de hasta casi 5.000 vehículos por día en algunos puntos. Es también la única de las cinco que deberá cambiar las señales de 100 por las de 90 que no tiene una alternativa por autovía, como se han quejado, desde que volvió a anunciarse la medida, los alcaldes de los principales pueblos por donde pasa. 
En abril, el alcalde de Carrión, José Manuel Otero, aseguraba que era «un error». «Es otro rejón de muerte a nuestros pueblos». De la misma forma se manifestó entonces el procurador del PP y alcalde de Guardo, Juan José Blanco. «Si las vías de comunicación dejan de serlo no tienen utilidad. Si es por seguridad, que en vez de permitir ir a 90 o a 100, que nos dejen circular a 120. Pero porque se construye una autovía».
La CL-615 aporta 91 kilómetros a la lista de carreteras que reducirán su velocidad para turismos y motos. Hasta llegar a los 256 km, hay que sumar los 99 de la N-611 (de los 108 de esta carretera en Palencia); los 57 de la N-120 (entre Osorno y San Nicolás del Real Camino); los 6 de la N-620 (entre Magaz y Venta de Baños) y los 3 kilómetros de la P-12 (carretera de acceso a Palencia desde la A-67).
Se trata del 7,5% de los 3.385 kilómetros totales de la red de carreteras existentes en la provincia (incluidas autovías) y un 8,5% de los 2.962 de carreteras convencionales. Lo cierto es que 2.706 km de carreteras palentinas hoy ya tienen una limitación máxima de, como mucho, 90 km/h.
Autobuses y camiones. Mientras los turismos, motocicletas, autocaravanas de masa máxima autorizada igual o inferior a 3.500 kg o pick-up, verán como en las carreteras ahora limitadas a 100, perderán velocidad (en las que ya están a 90, no cambiarán) otros vehículos verán incrementada su velocidad máxima en determinados casos. 
Es lo que ocurrirá con los autobuses y camiones. Por ejemplo, los primeros podrán seguir circulando por la CL-615, P-12, N-120, N-620 y N-611 a 90 km/h, como hasta ahora, pero en cambio, en el resto de carreteras convencionales, por las que ahora transitan a 80, a partir de febrero podrán hacerlo a 90. «La limitación genérica a 90 km/h es debido a la baja siniestralidad continuada de este tipo de vehículos», explica el Estado. Eso sí, si no tienen cinturón estarán limitados a 80.
Lo mismo ocurre con los camiones y furgonetas, que desde febrero circularán a 80 en todas las convencionales. Ahora, había algunas por las que no podían ir a más de 70.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario Palentino se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD